Video conversación: Aprender a vivir

Este es el resumen del video a continuación:

¿Adónde se aprende a vivir bien? De entrada, parecería una pregunta insípida. Si le damos una segunda oportunidad, nuestra curiosidad se dirigirá a alta velocidad a buscar respuestas satisfactorias. Quizás nos venga pronto a la mente el hogar, la familia, el barrio, la comunidad, la escuela, el culto religioso, la literatura, la medicina, la ley. Lo cierto es que todas esas respuestas son correctas, y a la vez no terminan de satisfacer nuestra inquietud. Hay un elemento de experiencia, de intención, de presencia, de capacidad de aprendizaje. Hemos escuchado muchas veces que el ser humano es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra. Sin embargo, cada vez que lo hacemos es una nueva oportunidad de intercambio con el entorno, de aprendizaje, de crecimiento. Está claro que una buena fuente para aprender a vivir bien es observar y seguir a quienes consideramos personas admirables a nuestro alrededor. Hoy en día, además, miles de personas tienen la generosidad de compartir de forma muy abierta sus anécdotas que las llevaron a lograr metas que otras también querrían aspirar a alcanzar. Es cierto que, desde que nacemos, mucho lo aprendemos por imitación. Hagamos el propósito de imitar lo bueno, aquellos comportamientos que intuimos o creemos que nos harán más felices, saludables, armoniosos, prósperos. Preguntémonos qué podemos compartir con nuestra comunidad para que otras personas también puedan aprender de nuestras experiencias. Contrario al dicho popular, sí creemos que es posible aprender en cabeza ajena.


Publicado

en

por

Etiquetas: