Solidaridad

Una familia de refugiados de la guerra Rusia-Ucrania, quienes vivieron en Escazú hasta hace poco tiempo, se trasladaron a la región de Pérez Zeledón en precarias circunstancias económicas. Recientemente han sufrido la pérdida accidental de una hijita de diez años, ex-compañera de escuela de mi nieta Aiko.

Mi nuera Tauli Furuiti, esposa de Álvaro, amigos de esa familia, ha iniciado un fundraising para ayudar a esa familia a construir una casita en un lote que les han donado en la comunidad de Santa Elena en Pérez Zeledón.

Encomiendo este mensaje a su bondad. Como ocurre en estos procesos de fundraising, cualquier suma es valiosa. Transcribo el mensaje de Tauli y adjunto el link de la campaña.

Álvaro Cedeño Gómez
6 diciembre 2023

Esta es una campaña para ayudar a construir una casita para la familia Chudinova: Uliana, Danil, Marfa (13), Maria (6) y Paraskeva (2). Uliana está embarazada y esperan que antes del fin del año ya tengan al bebé Chudinova en los brazos.

Hasta el día 26/11/2023 la familia también tenía a Lukeriia (10), la segunda hija de la pareja, presente en sus vidas. Un trágico accidente terminó tempranamente la vida de Lukeriia, que quedó atrapada bajo un montículo de arena mientras jugaba con sus hermanas menores.

Uliana Chudinova y Danil Chudinov llegaron a Costa Rica en junio del 2022 como refugiados, huyendo de la guerra entre Rusia y Ucrania. Dejaron la casa que habían construído con sus propias manos en la comunidad que habían creado con otras familias, y se despidieron de los familiares y amigos para buscar una nueva vida en un país que no conocían pero que los ilusionaba por la abundante naturaleza y principalmente, la paz.

Ellos estuvieron en San José por un año donde hicieron buenos amigos, pero el costo de vida de la ciudad y el deseo por estar más cerca a la naturaleza rápidamente les hicieron buscar otros caminos. Llegaron a la pequeña Santa Elena en Pérez Zeledón en julio del 2023, donde encontraron una también pequeña comunidad para recomenzar la vida, y ojalá construir una casita para ellos en el pueblo donde están viviendo. Les han ofrecido un pedazo de tierra donde pueden establecerse pero no tienen fondos para construir la casa.

Ante las inmensas dificultades que la vida ha presentado a esta familia, he decidido buscar apoyo más allá de los amigos más cercanos para que juntos ayudemos a estas personas a seguir adelante, para enseñar al mundo que el bien no tiene fronteras ni nacionalidades, y que juntos hacemos la diferencia. Danil y familia son ejemplos de la resiliencia humana, de gente de buen corazón que sigue sonriendo y viendo lo bueno en todo apesar de todas las adversidades de la vida.

Esta campaña es un empujón para ayudarlos a salir adelante. Eso es lo que les pido.

Yo soy Tauli Ramazzina Furuiti, brasileña, amiga de la familia Chudinova. Nos acercamos cuando les apoyé en la llegada a Costa Rica, y Lukeriia era compañera de mi hija Aiko en la escuela de San José. Me conmueve el esfuerzo que han hecho y siguen haciendo y el dolor que están enfrentando. La construcción de la casa sería un pequeño respiro, con la posibilidad de enraizarse de verdad en Costa Rica.

Gracias!

https://www.gofundme.com/f/casa-para-refugiados-rusos-que-perdieron-hija?utm_campaign=p_cp+share-sheet&utm_medium=copy_link_all&utm_source=customer


Publicado

en

por

Etiquetas: