Votar por Jesús Sibaja

Publicado el 10 enero, 2022
Categoría: Artículos
Etiquetas: , , , , , ,

En un mes, ya tendremos mayor claridad sobre quién ocupará la Presidencia de la República. O sea que todavía estamos a tiempo como para reflexionar sobre cómo querríamos que fuera esa persona. Al respecto, entendemos que el mes para escribir cartas al Niño, fue el mes pasado, así que tratemos de ser comedidos, sin que nuestra reflexión pierda impacto. La importancia de ser comedidos en cuanto a las virtudes de quien presida el poder ejecutivo es que, si hacemos una lista muy larga o inalcanzable, esos requisitos, como decía don Pepe, en expresión que me hace mucha gracia, solo los podría llenar Jesús Si-baja.

Empecemos por esperar que esa persona tenga una auténtica vocación de servicio al país. No que quiera ser presidente para obtener poder para ella y su grupo o para beneficiarse ella y su grupo.   

Ha de ser una persona íntegra. Que cuando diga sí se sabe que es sí y cuando diga no, se sepa que es no. Debe tener respeto por la verdad. No solo no mentir, sino saber bien cuál es la enorme contribución que la verdad hace a las relaciones interpersonales y a las relaciones políticas. No debe ser valentona, pero debe ser valiente. No se ha de dejar intimidar. No tiene que haber alcanzado la santidad, pero tampoco ha de ser una persona que se comporte como santa cuando le conviene y haga diabluras cuando no la estén viendo.

Ha de ser una persona de carácter. Debe saber exigirse a sí misma más de lo que exige o espera de los demás. El carácter le ha de dar perseverancia. Y fortaleza para enfrentarse a las adversidades. Muy mal servicio le haría al país quien sea superficial.

Ha de ser una persona capaz de obtener resultados. Eso no quiere decir que tiene que ser Superman ni la Mujer Maravilla. Debe conocer cómo es que se obtienen resultados tanto cuando se organiza una fiesta, un esfuerzo comunitario o un movimiento político. Debe tener ideas de impacto o saber hacerlas nacer en otros y saber crear entusiasmo para que esas ideas se conviertan en resultados.

Ha de tener visión, o sea, sueños desafiantes que sean realizables. No alguien que venga a la presidencia a jugar de casita o a ver qué inventa.

Debe estar mirando hacia el siglo XXI y no hacia el siglo XIX. Costa Rica es un país exitoso, pero no debemos intentar repetir el pasado, sino crear el futuro al cual podemos aspirar en vista de los éxitos y las condiciones que tenemos.

Aunque la lista es corta y fundamental, si usted siente que ninguna de las personas candidatas cumple con eso, utilice la lista al revés: No vote por quienes están más lejos de cumplir con lo que dice la lista.

Si esto le sirvió para orientar su voto, distribúyalo entre amigos y parientes.  

Otros artículos realcionados

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.