Video de conversación: Excelencia política

Publicado el 3 agosto, 2021
Categoría: Videos

Este es el resumen del video a continuación:

Pretendemos con este diálogo llamar a la responsabilidad de las personas que aspiran a cargos públicos desde la política en esta campaña electoral que se avecina. La campaña debe conducirse como un proceso formativo que deje al país en condiciones de eficacia ante los retos y oportunidades que emergen. También instamos a la ciudadanía, al electorado, a que asuma su responsabilidad cívica de nutrirse y enriquecer la campaña electoral como un proceso educativo. Ninguna persona en la jefatura del Estado puede sola. Requiere de un amplio equipo de expertos, y, sobre todo, necesita la voluntad de una nación que aporte en la dirección del progreso que quienes resulten electos propongan como su hoja de ruta o plan de gobierno. De paso, hay algunos paradigmas que deben rectificarse. Por ejemplo, la elección no determina ganadores y perdedores. Define quién resulta electa, pero ni esa persona ni ese grupo de personas ni ese partido político han ganado nada. Ni los demás han perdido nada tampoco. Luego, el solo nombre de “la oposición” ya suena a trabonazo de barrida a los tobillos de quien intenta dominar la bola para tratar de anotar un gol. No somos contrincantes unos y otros. La oposición haría bien en constituirse en facilitadores de la gobernanza, de manera que las iniciativas de ley y de política pública que plantee el gobierno desde el Poder Ejecutivo sean más robustas, más inclusivas, más profundas, más visionarias. Finalmente, hay un gran contraste entre la inmunidad legislativa -que convierte a todo diputado en un irresponsable en el uso de la palabra- y la responsabilidad del fuero diplomático, donde, más bien, cada manifestación representa a la totalidad del Estado que se representa. Entendemos la lógica jurídica de la inmunidad parlamentaria. Pero también podemos aspirar a que las personas que ocupen cargos diputadiles hagan compromisos éticos de hacer un uso responsable de la palabra en el ejercicio de sus funciones. Eso nos conducirá a la excelencia política.

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.