Decisiones racionales

Publicado el 24 mayo, 2021
Categoría: Artículos, Eficacia
Etiquetas: , , ,

Supongamos que nos quedamos encerrados en una sala de reuniones en un tercer piso de un edificio. Eso es un problema el cual, como todos, no se resuelve quejándose o lamentándose de la mala suerte. Una buena forma de pensar en el asunto es hacer un

Inventario de hechos significativos.

Estos son los datos reales que tienen relación con el problema. Por ejemplo, dónde está ubicada la sala de reuniones, es un hecho, pero no es significativo porque no tiene relación con el problema.  En cambio, saber que estamos en un tercer piso también es un hecho, y además es significativo porque eso agrava el problema. Primero hacemos el listado de manera descriptiva sin ir pensando elemento por elemento si sirve o no para la solución del problema. La lista sería como la siguiente:

  • Estamos en un tercer piso
  • Hay puertas, pero están atrancadas. Hay ventanas que dan a pasillos y al exterior.
  • Hay luz eléctrica
  • Hay mesas, sillas, cortinas, papeles
  • Tenemos una navaja y fósforos.
  • Por las ventanas que dan al jardín, a lo lejos se ven pasar algunas personas
  • No disponemos de teléfonos.

Es posible que al buscar hechos significativos surjan preguntas. Esas preguntas deben registrarse debidamente. Algunas no tendrán respuesta. Algunas podrán ser respondidas solo a un costo alto o en un tiempo inadecuado para las necesidades de la decisión. Otras sí. En el ejemplo que estamos tratando, podrían surgir preguntas como éstas:

  • ¿Hay algún guarda en el edificio que haga rondas periódicas?
  • ¿Algún amigo o compañero podría echarnos de menos y buscarnos?
  • ¿Hay detectores de humo en la sala?

Una vez hecha la lista de hechos significativos o mientras se la va haciendo, debemos ir produciendo

Opciones de solución

Estas opciones son ideas o posibilidades que combinadas o individualmente apuntan en la dirección de la solución. Hagamos una lista:

  • Podríamos romper un cristal y gritar
  • Podríamos saltar por la ventana hacia el exterior
  • Podríamos saltar por la ventana hacia el pasillo
  • Podríamos desmontar una puerta
  • Podríamos hacer fuego para que viendo las llamas vengan a sacarnos (Esto podría llevarnos a preguntarnos si hay detectores de humo, pregunta que nos pone en contacto con un hecho significativo que quizá pasamos por alto)

No queremos utilizar cualquier opción de solución. Hay que escoger entre ellas aquellas que satisfagan ciertas exigencias. Una opción será mejor cuantas más exigencias satisfaga. Es un buen ejemplo la siguiente:

Lista de exigencias a la solución

  • Eficacia, o sea, que resuelva el problema.
  • Costo bajo
  • Daños mínimos
  • Seguridad. Riesgos mínimos.
  • Rapidez
  • Facilidad de ejecución

Las opciones de solución deben ser evaluadas frente a las exigencias. Está claro que no todas las opciones cumplirán con todas las exigencias, de manera que la evaluación no puede ser un ejercicio aritmético sino un ejercicio de buen juicio.

Plan de acción

Las opciones de solución que cumplan razonablemente con las exigencias deben articularse en un plan de acción. Un plan de acción no es una simple adición de acciones, sino una articulación orgánica de acciones cuyo efecto preferiblemente sea sinérgico. Articular es armonizar, equilibrar, sinergizar, organizar.  En el ejemplo que venimos utilizando, un plan de acción podría ser: primero daremos voces por si hay alguien en los alrededores que no hubiéramos avistado. Luego encenderemos algunos papeles para ver si el hecho es detectado por algún sistema de detección de fuego. Dejaremos que transcurra algún tiempo. Luego trataremos de desmontar un cristal de las ventanas exteriores y daremos voces.  Si no fuera posible desmontarlo, lo quebraremos. En caso de no recibir ayuda, haremos un fuego mayor controlado, que pueda ser visto a la lejanía.

Hace cincuenta años le escuché esta metodología a Juan Antonio Pérez López (QEPD), profesor del IESE. La he utilizado, unas veces como machote para resolver problemas y casi siempre como método de pensamiento.

 

Otros artículos relacionados

https://alvarocedeno.com/1997/10/13/retos-o-problemas/

https://alvarocedeno.com/1997/10/06/de-que-manera-puedo-dqmp/

 

Sobre Juan Antonio Pérez López a 25 años de su fallecimiento ver  https://es.wikipedia.org/wiki/Juan_Antonio_P%C3%A9rez_L%C3%B3pez

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *