Auto gestión del aprendizaje en la empresa

Publicado el 12 abril, 2021
Categoría: Aprendizaje, Artículos
Etiquetas: , ,

La pandemia y el teletrabajo han empoderado a los colaboradores. Se ha quebrado la práctica de gallina-pollitos según la cual, una de las funciones del jefe era estar mirando lo que hacían sus colaboradores. El teletrabajo ha obligado a adoptar la gestión por objetivos. En entornos profundamente cambiantes, con cambios globales, la nueva normalidad planteará desafíos críticos a las empresas. La mejor respuesta será acopiar todo el conocimiento y el buen juicio disponibles. ¿Convendrá entonces una toma de decisiones jerárquica? ¿No dejaría eso por fuera talentos valiosos? ¿Está soplando el viento en la dirección de más empoderamiento y participación de los colaboradores?

Tomemos como ejemplo la capacitación. Ahí donde el objetivo era capacitar, ahora, con desafíos mayores y recursos menos abundantes, debería ser el elevar la eficacia de manera sostenible.

Luego hablemos de los insumos para las decisiones de capacitación. ¿Se decide en función de un anuncio en la red sobre una capacitación específica? ¿O de lo que esté de moda, un poco imitando lo de el sabor del mes? ¿O se hace una encuesta sobre lo que los colaboradores consideran deseable?

Una forma preferible de hacerlo, por ejemplo, para la capacitación requerida para mejorar lo que ya la empresa está haciendo sería:

  • Que cada colaborador conozca el proceso completo en el cual se inscribe su puesto de trabajo. El operador de una máquina no debe verse a sí mismo como elemento aislado. Recibe insumos de otros puestos. Y su trabajo es insumo para otros puestos en las etapas subsiguientes del proceso. El trabajo de ese operador afecta los costos y la calidad del producto que llega al cliente. Su actitud y el grado en que encarne o no los rasgos positivos de la cultura de la empresa, afecta a los demás.
  • Que cada colaborador plantee cómo mejorar su eficacia de manera sostenible. ¿Se necesita más información? ¿Más trabajo colaborativo? ¿Más empoderamiento para tomar decisiones? ¿Renovadas tecnologías?
  • Esto plantea temas como el aumento del apropiamiento o responsabilidad del colaborador por su tarea y por el proceso al cual pertenece.
  • El mejoramiento de la comunicación para el trabajo.
  • Mejores destrezas para el trabajo colaborativo.
  • El mejoramiento de la creatividad con la cual se mira el puesto y el proceso.
  • El mayor conocimiento técnico sobre puesto y proceso.

En resumen, la empresa debe poner en marcha una sistemática actividad de aprendizaje en todos los niveles y en todas las funciones. Los colaboradores deben internalizar la relación amplia de su puesto con todo el proceso al cual pertenece. Deben dejar de mirarse a sí mismos como entes pasivos en el proceso y verse como agentes proactivos de la productividad sostenible.

 

Otros artículos relacionados

https://alvarocedeno.com/1999/03/08/vasos-comunicantes/

https://alvarocedeno.com/1999/10/18/capacitacion-o-sentido/

https://alvarocedeno.com/2011/05/30/salirse-de-la-caja/

https://alvarocedeno.com/2016/08/29/afilar-talentos/

 

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *