Conversación: ingenieros contemplativos

En este diálogo conversamos sobre la oportunidad de desarrollo personal hacia la precisión y la eficacia con la que obra una persona formada en ingeniería, y con la presencia del ser y el desapego de una persona contemplativa. No son excluyentes. Al contrario: es posible que se nutran mutuamente. Pocas cosas motivan e inspiran tanto como el trabajo eficaz, realizar las tareas, sacar los pendientes. Ello permite emprender nuevos retos, aventurarse por otros rumbos, salirse de zonas de confort y crear cosas extraordinarias.


Publicado

en

por

Etiquetas: