Excelencia: la actitud de mejorar el estado en el que estamos

En este diálogo hablamos de inspiración y de la madurez necesaria para inspirarse a uno mismo. De cómo las actitudes reiteradas forman hábitos y corrigen vicios. Si es difícil cambiar uno mismo, imaginemos lo dificilísimo que es intentar cambiar a otros. Eso nos lleva al concepto de facilitación, que es una mezcla de arte y técnica empírica. Esta destreza nació en la empresa para el desarrollo de equipos y es una herramienta de enorme valía para llevarle el ritmo a las relaciones humanas.


Publicado

en

por

Etiquetas: