Votar en tiempos revueltos

Publicado en La Nación el 19 marzo, 2018
Categoría: Política
Etiquetas: , , , ,

En un viejo chiste de Gila, llamaban al camarote de un pasajero y le decían que el barco se iba a pique. Y este respondía, que eso no le importaba. Que de por sí, el barco no era de él. Vivimos tiempos marcados y conviene reflexionar sobre lo que tenemos entre manos.

Vaya por delante, la esperanza. Sé que la nación es resiliente. La he visto vivir peores momentos. Sé que es necesario revitalizar su institucionalidad política –legislación, líderes, partidos, comportamientos, compromiso de los ciudadanos-. Creo saber que no nos conviene, ni la crispación, ni los rotundismos, ni el mesianismo. Y lo que sí nos conviene: humildad, diseño, apertura hacia lo otro, disposición a construir, compromiso con la eficacia, exterminio de los vicios y paradigmas de la política tradicional, sueños dignos de nuestra historia.

¿Cuál debería ser el punto de partida de nuestro proceso de decisión? Vivimos aquí. Por tanto, no nos disparemos en el pie.

Reconozco el valor de la espiritualidad. Pero me parece sabia la posición centenaria del país de no mezclar la política con la religión. El pueblo no es soberano, ante quien se siente monarca por derecho divino. Como ciudadano, no sé por ahora, cómo lidiar con políticos que se sientan ungidos desde arriba.

Aunque no me santiguo ante la ciencia y la tecnología, soy hombre de este siglo. Y del cirujano y el piloto de jet, que me atienden, exijo pericia técnica y científica y no indago sobre su posición religiosa. Me conmueve la historia de los reyes de Israel, pero creo que ni el Technion, ni los dinámicos procesos innovadores de ese país son calcos de esa historia. Tanto quienes creen en la creación como quienes creemos en el Big Bang,  estaremos de acuerdo en que la racionalidad y la libertad humanas, ambas limitadas, ambas dones formidables, convocan la admiración y gratitud sobre esta realidad que nos rodea.

Estoy listo para votar. Me he equivocado en el pasado. Podría volver a equivocarme otra vez.  Pero con lo que dejo dicho, me siento cómodo.

3 Comentarios
  1. Dn. Alvaro: Ud. provoca a exteriorizar nuestra formas de pensar y que muchos no nos atrevemos a comunicar por temor a ser ridiculizados; uno de mis mentores nos provocaba a elevar la voz de los sin voz que el miedo los paralizaba y no participaban en nada, pero que tenían muy buenas ideas y posibles soluciones inteligentes para los distintos obstáculos que se presentan en la vida diaria en cada país; por lo antes expuesto, desearía poder contribuir junto con Ud. y otros Quijotes que ya estamos formando legión y apoyamos a los que se atreven a manifestarse y contaminarnos con sus buenas ideas para mejorar Costa Rica y en el caso práctico esperaría que con su línea de pensamiento sea el acaparador de la “lluvia de ideas” para que las pueda tamizar y divulgar en beneficio del país.
    Algunos estamos creando una novela de ciencia ficción en los tiempos de la Globalización en los que debe incluirse los temas siguientes:
    -Dolarizar Costa Rica.
    -Poner competencia a RECOPE
    -Estamos esperando que se aclaren los nublados y con el calentamiento global, siempre permanecerá oscuro
    -Poner límite a las pensiones de lujo
    -Un sistema Educativo para preparar ciudadanos y no siervos menguados
    -Seguir descubriendo y sancionando a los corruptos (El cementazo)
    -Definir los límites fronterizos
    -Actualizar la Constitución Política (La Constituyente)
    -Los pueblos se someten por religión o por superstición (País Laico)
    -De todos los planes de trabajo de los aspirantes Presidenciales conjuntarlos y sacar uno con las mejores ideas de cada uno
    -Etc.
    -Es preferible pecar por acción que por omisión………………

    Continue provocándonos

  2. Muy importante pronunciarse de esta manera, su espacio de opinión es muy leído y respetado. Yo también me siento bien con mi decisión. Saludos

  3. “El mundo está tan lleno de opiniones como lo está de personas.
    Y usted sabe qué es una opinión. Uno dice esto, y algún otro dice aquello.
    Cada cual tiene una opinión, pero la opinión no es la verdad; por lo tanto,
    no escuche una mera opinión, no importa de quién sea,
    sino descubra por sí mismo qué es lo verdadero.
    La opinión puede cambiar de la noche a la mañana,
    pero no podemos cambiar la verdad.” ― Jiddu Krishnamurti

    Saludos Dn. Alvaro:
    Desde mi perspectiva y sin ponerme lo binoculares, creo que la Globalización así como trae lo bueno, también valiéndose de las estrategias de Mercadeo ha permeado las mentes de nuestros ciudadanos y nos hace hacer creer en principios y valores disfrazados del modernismo y poniendo como fin lo comercial que se va imponiendo sobre los principios y valores de nuestros abuelos y nos ha insensibilizado destruyendonos entre nosotros mismos en especial la epidemia de la “corrupción” que ha permeado a Costa Rica, disminuyendo su posición alcanzada y que va en decadencia, atenidos a que aparecerá un líder para salvarnos; pero lo que pasa que nadie quiere ser ese líder que se necesita. Lo antes expuesto me hace pensar que hay que conseguir una nueva y buena simiente para que nos traiga una buena cosecha de “solidaridad” intentando recuperar esos principios y valores que se han perdido.

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *