Historia y futuro

Publicado en La Nación el 6 noviembre, 2017
Categoría: Desarrollo
Etiquetas: , , ,

La Academia de Centroamérica, acaba de publicar “Costa Rica global” una obra multifacética de Eduardo Ulibarri, la cual podría ser utilizada, como un texto de historia económica. Como un vademecum para diplomáticos. O como un gran caso sobre estrategias nacionales. Como fuente de inspiración de programas de gobierno. O como un incitador para la reflexión cívica, sobre hacia dónde deberíamos apuntar como país.

El libro se refiere a la forma en la que Costa Rica inventó, después de la crisis de los ochenta tempranos, una forma de ubicarse en el mundo comercial y en el mundo de las relaciones internacionales. Al mirar el inventario de los tratados comerciales que hemos suscrito, de la ubicación que hemos ganado en el concierto de las naciones, de la imagen internacional que el país tiene, podemos concluir que la estrategia inaugurada en los ochenta y dinamizada hasta el día de hoy, ha sido exitosa.

Uno como lector, imagina cómo, puestos contra la pared en los tempranos ochenta, fuimos recorriendo un camino jalonado por eventos diversos unidos a la materia prima que ya teníamos como país.Presencia los esfuerzosdel gobierno de Monge. A Claudio González-Vega y su incesante catequesis sobre apertura y comercio internacional. A Eduardo Lizano y la exitosa renegociación de la deuda. Visualiza el protagonismo de don Oscar en la paz en Centroamérica y su premio Nobel. Los esfuerzos exitosos, imaginativos, valientes de José María por disputarle INTEL a grandes potencias. Y contempla el ejercicio de diseño arquitectónico de las relaciones COMEX, PROCOMER, CINDE. Y se explica entonces las razones del éxito.

Y de ahí, el lector podría preguntarse ¿En cuáles otros desafíos de gran magnitud podríamos aplicar las experiencias de estos cuarenta años que Eduardo reseña? No vamos a poder acometer los grandes retos, con más de lo mismo. Sin tomar “Costa Rica global” como una receta, ahí podemos aprender mucho para enfrentar la crisis fiscal, la revolución educativa necesaria, larevitalización de la seguridad social, el aprestamiento para la cuarta revolución industrial.Hurguemos pues, en los múltiples contenidos de la cátedra que el autor ha dictado.

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *