Horizonte de aspiración

Publicado en La Nación el 10 abril, 2017
Categoría: Artículos
Etiquetas: , ,

Hablamos de horizonte de planeación para indicar hasta dónde alcanzan nuestros planes. ¿Nuestro plan estratégico alcanza a dos años, a cuatro o a cuántos? Llamo horizonte de aspiración, al alcance de nuestras aspiraciones, de nuestros sueños. Pero en este caso, el concepto es tridimensional y no solo temporal. Es temporal, espacial y egocéntrico. ¿Aspiramos a bienes que podremos obtener ahora o en un futuro lejano? ¿Están esos bienes aquí o también aspiramos a bienes que están allá? ¿Nuestras aspiraciones se centran en nosotros, o se desligan de nosotros?

Se puede aspirar a bienes de pronta realización. Cuando sembramos rabanitos en el jardín, eso es lo que hacemos. Cuando participamos en un programa de siembra de árboles en un parque de la comunidad, aspiramos a bienes que estarán por aquí mucho más tiempo que nosotros. Con un amigo, soñábamos y accionábamos en una universidad y un día le escuché decir que lo que hacíamos, tenía que estar inspirado en cómo querríamos que fuera esa entidad en cuatrocientos años. Él no estaba sembrando rabanitos. Keynes, irónico, ha hecho que muchos sean tímidos al hablar del largo plazo, porque como dijo, a largo plazo todos estaremos muertos. ¡Y qué Lord Keynes¡ ¡Y qué¡Los constructores de catedrales góticas crearon valor más perdurable que quienes construyen con planchas de yeso.

¿Aspiramos a bienes que están al alcance de la mano? Nuestra preocupación podría llegar hasta la basura que afea la entrada de la casa. O hasta la desembocadura del Río Grande de Tárcoles. O hasta lo que le esté ocurriendo al Ártico.Hay una relación entre nuestro corazón y la longitud del radio de nuestras preocupaciones.Hay quienes agotan sus preocupaciones en su aldea. Y aquellos para quienes su aldea es el universo.

¿Y cuán incluyentes pueden ser nuestras aspiraciones? ¿Estamos enfocados en nuestra próxima comida, el jolgorio del próximo fin de semana o la fecha del próximo pago? ¿O en la exclusión, la calidad de la educación pública, la brecha digital, la sostenibilidad de la nación, o el sentido de la vida de las nuevas generaciones?

Esas tres dimensiones configuran un volumen. El desarrollo humano, en parte consiste, en maximizar ese volumen.

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *