Texto, contexto, mensaje

Publicado en La Nación el 22 abril, 2013
Categoría: Artículos
Etiquetas: , , ,

La esencia de la comunicación es mover voluntades –la del emisor y la del receptor- hacia un punto de encuentro. La empresa quiere que el comprador potencial valore el producto. El maestro quiere que el estudiante considere que tal explicación de la realidad es mejor que otra, o que tal postulado ético es más rico. El candidato quiere que el ciudadano sienta que ahora sí llegó el que nos estaba haciendo falta.

Esa comunicación se vehiculiza a través de los mensajes. Pero el mensaje es más que el texto. El maestro que explica sin ganas envía un mensaje distinto al de quien vibra al dar la explicación. El candidato que nos ofrece el oro y el moro, en tiempos de desilusión, trabaja contra símismo porque el contexto en el cual coloca su texto, lo distorsiona y el ciudadano acaba pensando que ahí viene otro con ganas de engatusarlo otra vez.

El vociferante –como el Primer Ministro de Norcorea- nos hace recordar que el perro que ladra, no muerde. La reacción de los Estados Unidos de mirar en otra dirección cuando aquél hace su pataleta, es un mensaje que no necesita texto. Cuando le pone texto, y se dirige a China, de una cierta manera descalifica al coreanito gritón. ¿Por qué fue tan famoso el mensaje del Rey de España a Chávez ? Era un texto sobrio ante el exabrupto de Chávez y eso le ganó simpatías.

Ahora el Papa nombra un consejo de ocho cardenales, no miembros de la Curia Romana, procedentes de cinco continentes, cuya primera reunión tendrá lugar dentro de varios meses,para que lo asesoren sobre cómo reformar la Curia. Algunos observadores señalan que en ese nombramiento hay un mensaje: colegialidad, presencia de los cardenales, universalidad del insumo, y cero apresuramiento, supongo que porque piensa que los molinos de Dios muelen despacio, muy despacio, pero fino, muy fino.

Tal vez esto sea útil para comunicadores corporativos, portavoces de poderosos y ministros de información.

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *