Angiogénesis y mejoramiento

Publicado en La Nación el 21 mayo, 2012
Categoría: Política
Etiquetas: , , ,

Angiogénesis es la formación de arterias. Se utilizan inhibidores de la angiogénesis a fin de disminuir el crecimiento de tumores. Sin la irrigación sanguínea requerida, los tumores detienen su crecimiento o desaparecen.Esto sugiere analogías interesantes.

Algunos recomiendan combatir el cáncer del narco tráfico disminuyendo la demanda callejera, mediante distribución de drogas por parte de entidades hospitalarias.

El combate al negocio de los topadores, deja sin flujo sanguíneo la industria del hurto y el robo. ¿De qué se nutre la ineficiencia de muchos trabajadores públicos y privados? Del derecho a la inamovilidad. Eliminemos eso y la ineficiencia cederá.

¿Se endeuda usted progresivamente? Cancele la tarjeta de crédito y deje de comprar por medio de la red. ¿Tiene problemas de sobrepeso? Le conviene separarse de sus amigos cerveceros. Y relacionarse más con los que corren por las mañanas.

El jefe que se queja de la falta de iniciativa de sus colaboradores, haría bien en deponer su estilo autoritario, el cual alimenta la dependencia.Y la falta de espíritu crítico de muchos, se nutre de que no son conscientes de sus prejuicios.

La desesperanza, el desencanto cívico, tienen raíces objetivas, pero se nutren de la actitud de quejarnos mucho y proponer poco. De recurrir más al lamento que a arrimar el hombro. De mantener una actitudmás sensible a la problemática que a la solucionática, como decía don Pepe.

Si fuéramos a votar en silencio, sin participar de la charanga electorera, sin mostrar entusiasmo, le quitaríamos irrigación a la versión perjudicial de clase política, entendida –por el momento- como grupo de personas que con nuestros votos acceden a posiciones de servicio y luego olvidan las promesas, se taponan los oídos, y se dedican a jugar un juego que ellos han inventado para ellos.

Hay combates que no se pueden ganar frontalmente. Por qué no quitarle la irrigación sanguínea a la causa de ciertos problemas rebeldes. En vez de agarrar al toro por los cuernos quizá convenga dejar de alimentarlo.

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *