Semana especial

Publicado en La Nación el 2 abril, 2012
Categoría: Artículos
Etiquetas: , , , , , ,

Vivimos en una caja de dimensiones dadas, tal vez no conocidas, formada por los condicionamientos de nuestras circunstancias.  Muchos dedicamos la mayor cantidad de tiempo al trabajo remunerado. La mayor cantidad de ingreso, a unos cuantos renglones de gasto. ¿Somos como los pajaritos que invierten casi toda su energía en buscar alimento? 

¿Vivimos apaciblemente o presa del stress? Mucho del cortisol –la hormona del stress- que segregamos podría tener relación con el trabajo que realizamos para hacer posible el consumo. ¿Confundimos lo necesario con lo indispensable?

La eficiente forma como hemos organizado la producción y el trabajo, nos lleva a mantener una actitud de competencia, algunas de cuyas dimensiones son la mejora personal, la adquisición de destrezas, el cultivo de la eficiencia. Pero para algunos también tiene una dimensión semejante a la de la lucha por la supervivencia. Y entonces, lo que podría ser fuente de mejoramiento, se convierte en fuente de stress permanente, en temor, en defensividad, como si todavía fuéramos primates en espera del próximo entrevero en el cual peligraría nuestra vida.

Esta semana, liviana en trabajo para la mayoría, podríamos examinar la caja que perturba la expresión de nuestra plenitud. Darnos cuenta de las limitaciones que nos impone. Esta es una oportunidadpara preguntarnos,no si estamos alcanzando los objetivos, sino si los objetivos detrás de los cuales corremos, valen la pena. Si permitimos que la caja no solo nos aloje sino que nos mutile. Si nos dejamos troquelar para ser productores o si conservamos la posibilidad de vivir intensamente.Dediquemos tiempo aconocernos un poco mejor.  A contemplar la naturaleza. A escudriñar susmúltiples formas , en busca de expresiones de lo Trascendente. Para no ser en este viaje como los turistas que solo miran la realidad a través de la cámara fotográfica.

Si nos dispusiéramos amirar la realidad con sosiego, lo cotidiano podría movernos a la admiración. Y a algunos, también a la alabanza. Santo es lo que es diferente, extremadamente singular, cosa aparte. Cada uno podría hacer de esta, una semana santa. 

 

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *