Pensar en el tiempo libre

Publicado en La Nación el 6 febrero, 2012
Categoría: Artículos
Etiquetas: , ,

Cuando hablamos de tiempo libre, parece que solo nos refiriéramos a las noches y los fines de semana. Pero la suma de todos los tiempos no ocupados que tenemos en el día, pueden representar un tiempo valioso. Esperamos a que nos atienda la persona con quien tenemos una cita. Esperamos el bus. Hacemos cola en el banco. De pronto nos quedamos sin posibilidad de hacer lo que estábamos haciendo. Hoy, con los teléfonos inteligentes, usted anda con su oficina a cuestas y puede hacer cosas útiles mientras espera: revisar y recomponer su agenda, hacer llamadas, revisar el correo o jugar. Hay personas que leen. Otras dejan vagar la imaginación y creen que están pensando. Pero también se puede pensar.

Para pensar se necesita tener una lista de temas que nos interesen. Y tener como un gavetero donde ir acomodando lo que vamos pensando. Todo estudiante, todo profesional, todo trabajador,debe tener un archivo de temas al cual irle agregando lo que va pensando. Se piensa para aclararse. Se piensa para repasar lo que sabemos y para pasar de lo que sabemos a lo que ignoramos. Detectar lo que no sabemos es asomarnos a la posibilidad de adquirir nuevos conocimientos. Pensar no es solo darnos respuestas. Pensar es irnos planteando preguntas. En torno a las cuales podemos ir, poco a poco, construyendo respuestas.

Un chico que apenas sabe pegar piezas de Lego, es diferente a otro que además sabe construir algo con sentido. Pensar es ir hilvanando, ir pegando unas cosas con otras. Se necesita un método para ir construyendo trozos útiles de pensamiento. Pensar “en el aire” es muy complicado. Hay que hacer esquemas; apuntes. Dibujados o asistidos por aplicaciones informáticas como “mapas conceptuales”. Escribir párrafos sobre lo que vamos pensando. Porque nuestra memoria es frágil y tenemos que apoyarla con una memoria externa, como un buen cuaderno de apuntes, o una hoja doblada en seis, que cabe en el bolsillo de la camisa.

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *