Solidaridad y bienestar

Publicado en La Nación el 12 diciembre, 2011
Categoría: Artículos

Esta época predispone a la empatía y a la generosidad. Sin solidaridad no hay sociedad. Una sociedad no es solo un espacio de trabajo, un dormitorio, o un comedero. Las sociedades se construyen para el beneficio mutuo, con esfuerzo comunitario y con buena disposición mayoritaria. Si vivir en sociedad no aumenta nuestro bienestar o nuestra felicidad, algo falla en tal sociedad.

La solidaridad nace de la empatía. De ponerse en los zapatos del otro. Hasta las ratas pueden sentir empatía. Sin embargo se puede ser insolidario por egoísmo. O por falta de información. Si no conocemos la necesidad del otro, no hay móvil para entregarle la ayuda. Espero que llegue el día en que tengamos información en tiempo real sobre múltiplesnecesidades de los demás y sobre el impacto positivo que tendría nuestra contribución. Otro obstáculo es la timidez o su versión social, el individualismo, que nos lleva a pensar que es mejor “cada uno en su casa y Dios en la de todos”. Así se puede entender que personas bien intencionadas, se frenen antes de responder a las necesidades de vecinos cercanos. Respetan tanto la circunstancia del otro que accionan con frialdad.

Otra barrera es el costo de entregar la ayuda. Es más fácil hacer un donativo mediante medios electrónicos, que atravesar la ciudad para entregarlo.

Las sociedades, para su sostenibilidad, necesitan de la solidaridad, pero no solo de que ayudemos a la familia que padeció un incendio. Hay una solidaridad de nivel superior a ese. Como la posición a favor de la seguridad social, de quienes gracias a sus medios nunca irán al EBAIS. O la de los abuelos que ya educaron a sus nietos pero siguen pugnando porque el país tenga un buen sistema de educación, o la de los vecinos que contribuyen a la seguridad de su vecindario, o la de quienes, en vez de sumarse fanáticamente a un partido, realizan actividades de control ciudadano o de adecentamiento de la política.

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *