Agujeros negros

Publicado en La Nación el 5 diciembre, 2011
Categoría: Eficacia
Etiquetas: , ,

Se dice que los agujeros negros atraen hacia sí toda la materia que llega a su cercanía y la destruyen.Nuestra acción de todos los días, requiere energía. Hay situaciones, eventos, circunstancias, que tornan ineficaz esa energía.

Cuando pensamos en los problemas que no hemos resuelto o los asuntos que tenemos pendientes, especialmente si no nos gustan, sentimos que nos desenergizamos. Cuando barremos un asunto debajo de la alfombra,nos queda un sabor de mediocridad que drena la energía.

El recuerdo del error que cometimos o del fracaso que enfrentamos, cuando tiene la finalidad de tramitarlo como aprendizaje, es una buena práctica. Cuando se convierte en una rumia excesiva, constituye un agujero negro. El sentimiento de culpa nos ayuda a enmendarnos. El comparecer obsesivamente ante nuestro tribunal interno para volver y volver a ser declarado culpable, es un mal uso de nuestra energía.

La autoridad –jefe, padre, pareja- que cuando se entera de que algo nos salió mal, tiene la capacidad de drenar nuestra energía si exclama“yo te lo dije”. El perfeccionista que ante un asunto lleva imprudentemente el análisis hasta el punto en que le provoca parálisis, está haciendo un mal uso de la energía. Hay que buscar la perfección, pero hay que ser realista y aceptar el mejor resultado posible, que casi nunca es perfecto.Hay ineficacia en quien reproduce una y otra vez en el teatro de su mente una situación pasada, con la esperanza inconsciente de que en alguna de las representaciones el resultado sea diferente al resultado indeseable que obtuvo.

La búsqueda de apoyo para las decisiones, aumenta la probabilidad de su ejecución, pero la prolongada búsqueda de unanimidad o de consenso, compromete nuestra eficacia. Se pierde energía esperando a que estén presentes las circunstancias y los recursos deseables, en vez de “arar con los bueyes que tenemos”. Gastamos energía queriendo adivinar el futuro, o hacer cero el riesgo de nuestra acción, ambas cosas imposibles.

Mantengámonos lejos de esos agujeros negros.

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *