Microgeneración

Publicado en La Nación el 22 agosto, 2011
Categoría: Educación
Etiquetas: , , , ,

En algunos países europeos los granjeros pueden instalar pequeños generadores de electricidad para aprovechar caídas de agua. Utilizan la electricidad así generada, en los equipos de la granja y de la vivienda, con la particularidad de que los excedentes, los pueden verter en la red y la compañía eléctrica se los compra. Parece una forma adecuada de canalizar hacia la demanda pública, excesos de producción privada.

La Wikipedia es un modelo análogo. Nadie es el gran productor de información para ese depósito, sino que mucha gente contribuye, a la medida de su conocimiento, de su tiempo disponible y de su gusto. Y cuando vemos el resultado, nos admiramos de lo que se puede hacer con pequeñas contribuciones.

Nos quejamos de que la enseñanza primaria y media le quedan debiendo a los estudiantes. Que no aprenden suficiente o no lo aprenden suficientemente bien. Todos hemos sido tutores de nuestros hijos para reforzar esos déficits. Si hubiera algún medio de ir un paso más allá, podríamos ser tutores de otros estudiantes. Por ejemplo, si en vez de darles clase a nuestros hijos en esa pizarra que anda por ahí, resolviéramos sus dudas y diéramos nuestras explicaciones digitalmente, ellos podrían compartirlas con sus compañeros o con sus colegas estudiantes de otros colegios menos aventajados.

Escuché sobre una forma de organizar el cuidado de ancianos en un barrio que se había convertido en un barrio de ancianos. Se hizo un inventario de disponibilidades de tiempo y de competencias de parte de todos los habitantes y también de las necesidades. Muchas de ellas podían ser atendidas por la propia oferta generada en el barrio. Pensemos. Para un anciano solitario, la visita programada de otro a quien le gusta leer en voz alta, crea valor para ambos.

Se habló de outsourcing, como encargar tareas a terceros. Ahora se habla de crowdsourcing: encargar tareas a muchos. Quizá estemos ante un modelo de innovación social que convendría explorar a profundidad, en este mundo nuevo.

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *