Consultoría horizontal

Publicado en La Nación el 8 agosto, 2011
Categoría: Desarrollo
Etiquetas: , , ,

Las empresas no son entidades homogéneas. Están compuestas por núcleos de diferente eficacia. Esos núcleos pueden ser unidades de trabajo o personas. Cuando la eficacia de un núcleo es reducida, se recurre como solución tradicional a la capacitación o a la consultoría. Pero podríamos pensar en soluciones no tradicionales.

Una o varias personas de un núcleo de alta eficacia, a quien llamaremos el consultor interno, podría transferir buenas prácticas, dar apoyo, asesoría, consejo, “coaching” a otras de un núcleo de baja eficiencia, lo cual tiene varias ventajas.

El conocimiento que el consultor interno tiene sobre la realidad, sobre las circunstancias de la empresa, es superior al de cualquier consultor externo. El formato de tiempo en el cual el consultor interno puede ofrecer sus servicios es muy flexible. Pueden reunirse media hora por la mañana y darle seguimiento al asunto por la tarde. Este mecanismo tiene también la ventaja de que hay cosas que es mejor manejarlas en casa para que la información no se filtre hacia afuera.

Hay dos problemas. Uno es que según mi experiencia de consultor, quienes reciben la consultoría en las empresas, frecuentemente están más inclinados a recibirla de externos que de internos, bien porque nadie es profeta en su tierra o porque “a este quién lo mete dándome lecciones a mí”.

El otro problema es que en el consultor interno debe desarrollar destrezas de facilitación, lo cual si tiene “madera” es muy sencillo, pero si no la tiene, es imposible.

Otra ventaja del enfoque es que al consultor interno lo estaríamos desarrollando para ocupar puestos de nivel superior, porque la esencia de los puestos de dirección es influenciar a otros para que hagan lo que a la empresa le conviene.

Salirse de lo rutinario, dejar de repetir el pasado, sacudir las telarañas mentales, innovar, son los caminos para salirnos de los atascaderos culturales que nos llevan a ser medianitos, en las empresas privadas y públicas y en muchos otros empeños donde estamos ayunos de buenos resultados.

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *