La omnipotencia

Publicado en La Nación el 2 mayo, 2011
Categoría: Eficacia
Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Los niños pequeños tienen fantasías. Una de ellas es la de que son omnipotentes. Supongo que se dan cuenta de cómo pueden convocar a toda la familia con un llanto. Supongo que también se sienten centros de un sistema puesto que su madre de tiempo en tiempo les dice “eres un sol”.

A algunas personas se les queda la fantasía y llegan a la adultez sintiéndose omnipotentes. Son altaneras, arrogantes, autoritarias. A muchas, nos visita la fantasía de tiempo en tiempo y nos hace perder la eficacia. Puesto que no es real que seamos omnipotentes, creérselo en determinadas situaciones, nos aleja de la realidad. Cuando una afirmación coincide con la realidad, decimos que esa afirmación es verdadera. Que una acción coincida con la realidad es necesario para su robustez, para su eficacia. Cuando una acción no coincide con la realidad, no podemos esperar que los resultados sean positivos.

Las hormigas –una especie muy exitosa- son capacesde edificar construcciones descomunales en relación con su tamaño. Son muy realistas. Las vemos llevar la carga que pueden llevar. No las hemos visto nunca hacer una huelga hasta que la hormiga reina las dote de tecles o palancas.

Todos los adultos sabemos que la forma de hacer construcciones físicas o abstractas, es paso a paso. Sin embargo a veces queremos suspender las reglas que rigen la naturaleza, y dar saltos. Salimos de casa casi sin tiempo y pretendemos hacer el recorrido y llegar puntuales. Acumulamos materia vista y queremos dominarla en unas horas antes del examen. Cantamos y cantamos como la chicharra hasta que nos sorprende el invierno.

Este país tiene problemas que no se resolverán en un acto de omnipotencia. Así la pobreza, la seguridad social, el desbalance fiscal, la delincuencia, la educación. No podemos esperar como niños conjurar las soluciones en un acto mágico. Deberíamos, como hormigas, arrimar el hombro y contribuir, empezando por lo que un habitante debe hacer, que es tener esperanza y exigir.

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *