Autoridad y autoritarismo

Publicado en La Nación el 25 abril, 2011
Categoría: Convivencia
Etiquetas: , , ,

El Patronato Nacional de la Infancia está desarrollando una campaña sobre cómo educar a los niños en positivo. Los pasos son: Cálmese. Escuche. Converse. Explique. Llegue a acuerdos.

Hace años que pienso que los jefes aprenden a ser jefes, de la forma cómo experimentaron la autoridad de sus padres, si de manera razonable o como autoritarismo,que es un irrespeto al otro y conduce al abuso de poder.

Así que esta campaña del Pani, tendrá varios efectos. Beneficiará a los padres que sean capaces de seguir los pasos. Posiblemente los llevará a darse cuenta de que tienen que seguir dichos pasos no solo con sus niños sino también con sus parejas, con sus iguales, con sus compañeros, con sus jefes. Beneficiará a los niños, porque muchos ven amenazado o empañado su bienestar por el irrespeto y el abuso de poder de sus mayores.

También constituye una escuela para futuros jefes. Así que podríamos esperar que de mantenerse la campaña, en el futuro más personas tendrán dotes naturales de jefatura, por haber experimentado la autoridad constructiva de sus padres.

En toda relación deben existir reglas claras y cuando algo se sale de las reglas, la reacción instintiva es a explotar. Cálmese, porque es imposible que nuestra alteración de humor no cause defensividad y sordera en el otro.Escuche, porque escuchar es reconocer la importancia y la circunstancia del otro. Converse, porque dialogar es poner la palabra al servicio del acercamiento. Explique, porque la explicación es lo contrario de la arbitrariedad y hace que la relación sea simétrica y no de arriba hacia abajo. Llegue a acuerdos, porque de lo que se trata es de que en la situación conflictiva no haya ganadores y vencidos, sino solo ganadores.

La campaña me recuerda la obra del Dr. Thomas Gordon: “Padres eficaz y técnicamente preparados” (PET, traducido a más de 30 idiomas y con millones de ejemplares vendidos) y sus secuelas dedicadas a la relación maestro-alumnoy líder-colaborador.

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *