Receta para la infelicidad

Publicado en La Nación el 11 abril, 2011
Categoría: Artículos
Etiquetas: , ,

Receta para la infelicidad

Álvaro Cedeño Gómez

Si intentara escribir sobre cómo ser feliz sonaría a autor de literatura de auto-ayuda y provocaría la desconexión de los lectores. Prefiero entonces el camino de escribir sobre formas seguras de ser infeliz.

Los niños pequeños tienen un mundo muy reducido. Casi que les basta con que los alimenten y los mantengan limpios y abrigados. Su madre, gracias a la oxitocina, vive en torno a ellos. Y entonces desarrollan la percepción de que el mundo gira en torno a ellos. Llegar a adulto con la sensación de que el mundo debe girar en torno a nosotros, es un ingrediente importante de la receta para ser infeliz.

A veces, como adultos, hacemos un planteamiento lógico deductivo sobre la felicidad y nos planteamos unas condiciones sine qua non desaforadas: seremos felices, si y sólo si gozamos de una salud estupenda, tenemos unas competencias superiores a las de quienes nos rodean, alcanzamos un ingreso elevado, tenemos una alta cuota de poder y una imagen de la cual nos sintamos orgullosos. Segundo ingrediente para la infelicidad.

Lo temido puede ocurrir: el accidente, la enfermedad, el asalto, la pérdida del empleo, o del amor.  Cualquier asegurador nos puede decir cuál es la probabilidad de que eso ocurra. Muchas personas estiman esa probabilidad en 100% -no aceptan que lo temido pueda no ocurrir-, con lo cual agregan el tercer ingrediente.

Idealizar a la pareja, al trabajo, a nuestras competencias, lo cual consiste en esperar de ellos lo que no es razonable esperar, es el cuarto ingrediente.

El quinto, es preferir el corto plazo a la sostenibilidad. Hago un gasto hoy aunque eso comprometa mi plan de ahorros. Pierdo el tiempo en diversiones aunque eso ponga en riesgo el resultado del próximo examen.

El sexto, es preferir el placer al sentido. Tiene más sentido una buena conferencia que el “happy hour”; una caminata que un postre calórico; una hora de estudio que una hora de redes sociales.    

Y seguramente, cada uno podría agregar otros ingredientes.

Las once creencias irracionales de Albert Ellis   aparecen en estos vínculos y son una lectura corta y muy útil.

http://www.psicologosclinicos.com/articulos/las-11-creencias-irracionales-de-ellis/

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *