Desarrollo personal inevitable

Publicado en La Nación el 4 abril, 2011
Categoría: Desarrollo
Etiquetas: , , , ,

¿Cómo se supera una gripe o se repara un hueso fracturado? ¿Cómo crece un niño? ¿Cuál es el reloj que señala cuándo ha de empezar la adolescencia o el otoño de nuestras vidas? Como actores de nuestra vida ordinaria, perdemos de vista que hay procesos que ocurren sin nuestra voluntad y sin nuestra participación consciente.

En todos estos procesos vitales, se conoce muy bien la explicación de cómo se van hilvanando los elementos del proceso conducente al resultado. Lo que no está muy claro es el “big bang”. Lo que ocurre un segundo antes de que ocurra el primer paso del proceso. ¿Qué ocurre un segundo antes de que se inicie la respuesta auto inmune? ¿Qué es lo que hace que el guerrero recoja sus armas caídas con estrépito y se disponga de nuevo a la lucha?

Carl Rogers,en un viejo libro llamado “El proceso de convertirse en persona”, relata que de niño, vivía con su familia en una granja en Wisconsin. Cosechaban papas y las almacenaban en un sótano para irlas consumiendo poco a poco, de manera que al final del invierno ya quedaban unas pocas aquí y allá.

Al llegar la primavera, de las papas iban surgiendo brotes que se encaminaban inevitablemente hacia las pequeñas ventanas por donde entraba la luz. ¿Quién les indicaba a las papas que había llegado la primavera? ¿Quién direccionaba sus brotes hacia la luz?

Hay una tendencia ciega, irreversible, de la vida a afirmarse a sí misma. A continuar. A transmitirse. A evolucionar hacia formas más complejas, desde los organismos primitivos hasta la irrupción de la conciencia en la materia viva. Quizá nuestro desarrollo como personas es inevitable y quizá la mayor contribución que podemos hacer a ese proceso, consiste en eliminar obstáculos a esa tendencia constructiva, inevitable, afirmativa, de manera que la gran búsqueda consiste en detectar cuáles son esos obstáculos. Y a la hora del pesimismo apostar a que hay algo en marcha que nos sacará del bache.

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *