Auto evaluación y mejoramiento

Publicado en La Nación el 7 marzo, 2011
Categoría: Artículos
Etiquetas: , ,

El próximo miércoles, los católicos del mundo comienzan la Cuaresma. De una agencia de información católica tomo el significado de la Cuaresma, elimino lo que podría suscitar controversias religiosas y me quedo con lo que a mi juicio tiene profundo sentido humanístico: Es tiempo para cambiar algo de nosotros para ser mejores. Tiempo de reflexión, de conversión espiritual, que nos invita a cambiar de vida, compartiendo con el prójimo y haciendo obras buenas. Es un tiempo de perdón y de reconciliación fraterna. Dearrojar de nuestros corazones el odio, el rencor, la envidia, los celos, que se oponen a nuestro amor a los hermanos. Y me pregunto, a quién, judío, católico, cristiano, budista, hindú, islamista, no le convendría vivir durante cuarenta días de acuerdo a esos objetivos y prácticas.

Nos preparamos para un examen, para un negocio, para un evento deportivo, para una operación quirúrgica, para un cambio en el estado civil, para el nacimiento de un hijo, para un cambio de residencia. Tenemos claridad en que hay eventos en nuestra vida para los cuales necesitamos sustraernos del flujo corriente de lo que va ocurriendo.

Todo proceso de mejoramiento continuo parte de una auto-evaluación sobre cuál es el estado de la unidad que quiere emprender ese proceso ¿Por qué no aprovechar estos cuarenta días para haceruna auto-evaluación?De la forma como nos relacionamos con los demás, especialmente con los más cercanos. De si requerimos un cambio en la forma como estamos viviendo. De si necesitamos hacernos el favor de perdonar agravios que son fuente de rencor y de ira y nos amargan.

Ésta, como toda auto reflexión, es ardua. Es necesario disponerse a ella con el mismo arrojo que dedican los atletas a entrenarse para una maratón – recuerdo que ascética hace referencia a ejercitación- . Con un poco de silencio y con un poco de austeridad que limite nuestra tendencia a lo blando, lo cómodo, lo fácil, sacaremos en claro lo que debemos mejorar.

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *