Explorar. Indagar. Peregrinar

Publicado en La Nación el 26 julio, 2010
Categoría: Artículos
Etiquetas: , ,

Vemos al niño y lo vemos explorando. Explora con sus manos, con sus ojos. Camina para explorar. Aprende porque explora. El ser humano es un explorador. Un explorador paradójico. Con intensos deseos de llegar. Llegar, asentarse, instalarse, es finalizar la exploración. Exploramos con afán de dejar de explorar un día. Vana ilusión. Algunos dicen que aun la experiencia de ir muriendo y morir, son susceptibles de ser abordados con actitud exploratoria.

A veces nos sentimos en modo de exploradores. A veces en modo de colonos asentados en nuestra realidad, pidiendo por quese mantenga este estado de cosas. El modo de exploración está atizado por la insatisfacción, por la inquietud. Es ese hormigueo emocional que nos hace mirar en otras direcciones en busca no sabemos de qué. ¿Cómo explorar? Con afán. Sin ansiedad, que la ansiedad es energía que se nos va a tierra en un corto-circuito.

No se trata de buscar el puesto con mayor remuneración. Ni la vistosidad, la autoridad y el poder. Se trata de buscar la situación que más se ajuste a nuestras auténticas aspiraciones. La que de mejor manera nos permita desplegar nuestras potencias singulares. La que más satisfaga nuestro sentido ético de contribución. La que más contacto haga con las fuentes de donde emerge nuestra pasión. La que más parezca justificar nuestro paso por aquí. Eso no es ver cómo ganarse la vida. Eso es vivir ganando.

Hay que explorar con esperanza. No con el optimismo tenaz que recomiendan algunos escritores de auto-ayuda sino con la certeza de que podemos encontrar o podemos no encontrar. La realidad es compleja yfecunda. Eso hace alta la probabilidad de que haya algo significativo adelante en el camino. A la fortaleza de carácter, de estar dispuesto a aceptar que adelante podría no haber nada interesante, hay que unir la conciencia serena de que este impulso humano que nos llevaa la búsqueda,justifica la duda, el temor, el tropiezo y la tenacidad.

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *