Papeles ante la realidad

Publicado en La Nación el 19 julio, 2010
Categoría: Artículos
Etiquetas: ,

Se puede ser profeta lúgubre: señalar cómo las cosas se están deteriorando y el sitio horrible al cual iremos a parar. Se puede también ser profeta esperanzado y ver en lo que ocurre, buenas tendencias que nos prometen mejores tiempos. Es Moisés caminando y soñando en el desierto con la tierra que mana leche y miel. Y existe también el papel de “profeta al revés”, que es el de quien explica por qué no ocurrió algo. Son los políticos resentidos, los entrenadores del lunes, y muchos auditores y contralores de la vieja escuela. O se puede describir con lujo de detalles lo que está ocurriendo, bueno o malo, y entonces se ha asumido el papel de narrador.

También hay quienes se ponen el sombrero de científicos y emprenden la explicación de lo que está ocurriendo y por qué. Y con eso cumplen su papel. A veces, se ven tentados a hacer predicciones, se arriesgan a caer bajo la sentencia de Mark Twain de que nos equivocamos cuando predecimos especialmente cuando esas predicciones se refieren al futuro.Algunos se enrolan en el grupo de las personas que se ocupan de que las cosas ocurran, dentro del cual nos vamos a encontrar con cirujanos, arquitectas, ingenieros, artesanas, políticos eficaces, ejecutivas de empresa, maestros, padres de familia, enamorados que sueñan con cambiar a su pareja, agricultoras que colaboran para arrancar el fruto que de sí misma da la tierra.

Existen también los expertos en demostrar que alguna buena idea no es posible, a quienes se refería aquel autor con el consejo de “no dejen que los expertos en demostrar que algo no se puede hacer, le quiten el tiempo con su cháchara, a quienes lo están haciendo”.

Y aquéllos que pretenden juzgar las ideas con el rudimentario instrumento de la lógica, sin darse cuenta de que la fecundidad de las cosas, especialmente de las cosas vivas, hace que se quede corto ese instrumento.

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *