Técnica y poesía

Publicado en La Nación el 1 marzo, 2010
Categoría: Artículos
Etiquetas: ,

La técnica es una forma de manipular la realidad haciendo uso de recursos, talentos, prácticas. La poesía es una forma de describir la realidad haciendo uso de recursos, talentos y prácticas. Para ambas aplicaciones del espíritu es indispensable la imaginación.

En la marea alta provocada por la asistencia a algunas sesiones del Congreso de Transdisciplinaridad, Pensamiento Complejo y Ecoformación, celebrado la semana pasada en la UCR, estuve tratando de establecer relaciones útiles entre la técnica y la poesía. El poeta es un creador, el técnólogo debería serlo. No lo es, quizá porque fetichiza la técnica. Ningún poeta se paralizaría ante una poesía. Las reglas del oficio dicen que por más bella que sea la poesía ya existente, siempre hay espacio para salir con otra mejor, o con otra más cercana a un determinado conjunto de circunstancias. Los tecnólogos se beneficiarían de sentir esa permanente sed de mejoramiento de lo existente. Y eso es posiblemente lo que hacen los tecnólogos creativos.

¿Qué le podría aconsejar el poeta al tecnólogo? Que la producción tiene que ser eficaz y bella. Que la mejor técnica está por inventarse. Que funciona la inspiración pero también la transpiración. Que la mejor manera de reconocer que una técnica es buena es intentar apoyarse sobre ella y saltar hacia arriba.

Que romper las reglas es el camino. Que la normativa aceptada es una limitación indebida. Que imitar es pecado mortal. Que probar y errar, intentar, emborronar, ensayar, explorar, sonel camino. Que la creación no es un empleo de 8 a 5. Que el ocio creador no es un invento de vagabundos. Que hay que asomarse a otros huertos para mejor sincretizar. Que el conocimiento es solo una parte del coctel requerido. Que otros componentes son la intuición, la actitud, el buen ánimo.

Y finalmente, que la realidad que vemos, no es toda la realidad. Que la conciencia que tenemos sobre ella es siempre ampliable. Que la racionalidad es útil pero no es nuestro único instrumento.

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *