Herramientas básicas

Publicado en La Nación el 22 febrero, 2010
Categoría: Artículos
Etiquetas: , , , ,

Es tiempo de caza de talentos para integrar el nuevo equipo de gobierno. ¿Cuáles conocimientos-destrezas son deseables en un buen equipo de gobierno? Según se ubiquen más arriba en la jerarquía, el contenido político de su gestión será más alto, pero en cualquier nivel, se requerirá que tengan una caja de herramientas que garantice una buena labor.

La productividad del funcionario público está condicionada por la forma como la oposición se comporte ypor la maraña legal queencorseta la administración pública. Pero podríamos esperar más fruto de funcionarios que tuvieran un buen método para detectar, plantear y resolver problemas. Cómo manejar los hechos. Qué exigirle a las soluciones. Cómo generar opciones de solución. Esto no es ciencia aeroespacial. Pero tampoco es solo sentido común.

Es importante que el funcionario tenga un modelo para pensar estratégicamente, o sea, para entender el significado futuro de sus acciones de hoy, las posibilidades y obstáculos que ofrece el medio y las que presenta su propia unidad de acción. Esto para que no gaste pólvora en zopilotes ni se enzarce en causas perdidas.

Debe tener un método para gestionar su propio aprendizaje. El ejercicio de cualquier puesto es una escuela. Pero aprender requiere deacciones proactivas yde algunas técnicas, con las cuales se aprende más y más rápido y sin las cuales, se le pueden ir los cuatro años sin haber aprendido gran cosa. Debe tener formas de poder compartir con otros miembros del equipo su visión, su perspectiva, sus experiencias, sus buenas prácticas, para el enriquecimiento grupal.

Ha de tener una visión de sistemas. Entender las múltiples interrelaciones que hay entre los asuntos, los actores, las decisiones. Eso lo alejará del pensamiento lineal y lo hará considerar más bien la forma de red que tienen las acciones y sus consecuencias. Y lo hará sensible a las posibilidades de que el tiro le salga por la culata o de que por intentar hacer una gracia haga un sapo.

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *