Ayuda innovadora para Haití

Publicado en La Nación el 1 febrero, 2010
Categoría: Desarrollo
Etiquetas: , ,

La ayuda debe desarrollar a Haití.Por ahora, dar pescados. Pero no olvidarse de enseñar a pescar. Educar por etapas. Primero un programa de educación urgente, de supervivencia. No solo cognitiva. Principalmente actitudinal. Ahora importa más que se convenzan de que sí pueden, a que aprendan geometría. Descubrir y articular aliados para la educación. Las madres sin duda. Y voluntarios que los habrá. Despertar, con ejercicios vivenciales la iniciativa y la diligencia.

Algunas destrezas –supongo que las de construcción- tendrán pronto gran demanda. Que la ayuda internacional provea tecnologías que requieran mano de obra poco calificada para la construcción de viviendas.

Convertir los canales artificiales de ayuda, en mecanismos naturales de satisfacción. El mercado es un mecanismo natural de satisfacción de necesidades. Es preferible que la ayuda en vez de simple distribución de bienes, delugar a un mercado rudimentario. Descubrir a los comerciantes potenciales, entregarles un inventario y ofrecerles reabastecimiento a cambio de dinero. Y a la gente común, después de las primeras raciones de sobrevivencia, entregarles una suma de dinero. Así serán consumidores libres. Y que opere durante un tiempo en manos de la ayuda internacional, un gran almacén que será el combustible para el mercado. El mercado educará vivencialmente en la dirección de la previsión y la responsabilidad, esto es, sobre la posibilidad de elegir (¿arroz o coca cola?) Y sobrelas consecuencias delas elecciones.En el caos, la información es un bien precioso, porque disminuye el costo de obtener lo que se necesita: informar profusamente sobre dónde se necesita qué y quienes ofrecen qué.

Que la ayuda ponga en marcha procesos revitalizadores. Si en vez de enviar café molido, se enviara café en grano y pequeños molinos o si en vez de enviar ropa, se enviara telas y rudimentarias máquinas de coser, se estarían abriendo oportunidades de trabajo para restaurar el tejido de relaciones económicas.

La comunidad internacional se luciría si Haití sale ganando de su terremoto.

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *