Año de retos

Publicado en La Nación el 4 enero, 2010
Categoría: Artículos
Etiquetas: , ,

Está en la naturaleza del ser humano el progresar paso a paso. Todo nuestro organismo está atiempado para que las cosas vayan ocurriendo lentamente. Pero no podemos negar que hay “momentos de salto”, discontinuidades en el proceso pausado del avanzar. Con frecuencia, estas discontinuidades provienen de invitaciones del entorno. Los que migran a otros países, se encuentran con ritmos diferentes al de su país de origen. Los neoyorkinos nos parece que siempre están de prisa. A veces el entorno cambia su telón de fondo de esperanzas e ilusiones y sus pulsaciones emotivas son más intensas.

Estamos cambiando de año y cambiando de década. Este año –y ocurrirá dos veces en esta década- cambiaremos a la persona que preside el poder ejecutivo. Veremos profundizarse la apertura en telecomunicaciones, lo cual nos adentrará en un mundo nuevo que apenas estamos empezando a vislumbrar.

Tenemos, al llegar el año nuevo, la certeza de que la crisis quedó atrás. Y toda la emoción y el pensamiento que la crisis suscitó en las personas, en las empresas y en el país, van a empezar a producir fruto. De ninguna crisis se sale sin cambios.

Cada año se hacen un año mayores y son más,los “digitales nativos”, esto es, los jóvenes que no tuvieron que aprender sobre Internet y aparatos digitales, porque les resultaba natural, no como a los de generaciones anteriores, que todavía seguimos deslumbrados y tentativos. Ese cambio demográfico que va hacia adelante, modificará al país.

Es un año para sentir entusiasmo y estar con los ojos bien abiertos. Para contemplar las ataduras que nos impiden dar saltos. Para concederle a lo nuevo el beneficio de la duda. Para revisar todo lo que hacemos –en el país, en las empresas y en la vida personal- y preguntarnos si lo podríamos hacer mejor, más rápido, menos costoso, más sostenible, en vista de las nuevas formas de gestionar el conocimiento. Para reconocer que la innovación requiere de protagonistas y no solo de espectadores.

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *