Lo que vendrá

Publicado en La Nación el 28 diciembre, 2009
Categoría: Artículos
Etiquetas: , , , ,

La proximidad del año nuevo, y la sensación de postrimerías con la que vemos irse al año viejo, abren espacio para la reflexión sobre nuestros logros y planes. Los planes, tienen en sí una vitalidad especial, cuando están arraigados profundamente en nuestro ser. Hay quereres queriendo y quereres sin querer. Esa es la importancia de la visión. La visión es un sueño. Y los sueños están arraigados profundamente en nosotros. O en otros.

En las empresas, primero es la visión, el sueño. Luego los objetivos. Luego las metas para lograrlos. Luego las acciones con las cuales se recorre el camino hacia la meta. Pero las personas, a veces recorremos el camino gracias al entusiasmo de otros. Gracias al sueño de otros. No creo que los niños sueñen con hacer la escuela primaria. Y muchos jóvenes tampoco sueñan con concluir su bachillerato. Eso es más el sueño de sus padres. Y cuánto fruto cosechamos por haber recorrido a trompicones esa parte del camino.

Luego está el sueño que se sueña “a dos voces”. La vida en pareja es eso. Nunca ocurre que nos sentemos con nuestra pareja a diseñar el futuro. Más parece que lo que ocurre es como ir tejiendo un sueño dialéctico, que nos lleva a hacer algo a partir del sueño de la otra persona, y lo que hacemos alienta en ella un nuevo sueño.

Y está el sueño de quienes ven como posibles frutos nuestros que ni imaginamos. Es el jefe que nos plantea un desafío, o el estudiante que moviliza a su maestra, o el grupo que hace un encargo a alguien que sin saberlo, ha despertado esperanzas en ellos.

O las situaciones que, demandantes, hacen al protagonista mirar hacia los lados en busca de a quién hacerle el encargo, solo para darse cuenta de que está solo ante las circunstancias y no hay más remedio que asumir el papel.

Les deseo muchos retos. Mucho entusiasmo para enfrentarlos. Y que su diligencia démucho fruto.

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *