Trabajo trascendente

Publicado en La Nación el 10 agosto, 2009
Categoría: Contribución
Etiquetas: , , , , , , , ,

Cuando danzamos, o cuando jugamos, después de la acción, nada queda. Cuando horneamos un pan o cocemos un huevo, condensamos trabajo para satisfacer unas necesidades inmediatas. Quienes educan, forman, enseñan o mejoran una organización, también condensan trabajo en esas acciones, pero sus resultados van mucho más allá que el desayuno de hoy.

Los instrumentos, los métodos, los procedimientos, las buenas prácticas, son dones, regalos que nos llegan del pasado. Quienes los mejoran, le hacen un regalo al futuro. Lo mismo que quienes hacen un uso atento, responsable, profesional, de sus conocimientos y destrezas. Porque el ejemplo que dan con su esmero, con su compromiso con la excelencia, también es edificantepara quienes lo presencian.

La forma como está organizada nuestra convivencia, hace trascendentes –permanentes en el tiempo, fecundos en frutos impensables- las acciones humanas que mejoran a otros, mejoran las empresas, mejoran las comunidades. Siempre tenemos la oportunidad de sembrar aunque no lo intentemos. El medio en que se produce y opera la acción humana, es fecundo de sí mismo. Y si además quien desarrolla ese trabajo tiene la intención de dejar un fruto saludable, ese trabajo lo desarrolla ylo enriquece como persona.

Un día el tiempo se acaba. Entre tanto tenemos laposibilidad de aprovechar esa naturaleza fecunda del medio en el cual opera la acción humana. Quizá por eso, algunos viven de prisa, exprimiéndole al tiempo todo lo que puede dar de sí. Dejando pocas pausas. Emprendiendo muchos proyectos. Ejerciendo la mayor influencia. Intentando con generosidad. Aprendiendo de los resultados.

El vacío que dejan quienes han dedicado su vida a la acción eficaz, no es de soledad. Es un vacío que entraña un reto. Unainvitación a suplir lo que ellos no podrán suplir porque su tiempo ha terminado. Un llamado a revisar nuestra fortaleza, nuestra perseverancia, nuestra prudencia, nuestra diligencia, dimensiones indispensables de la acción humana. Y esta es otra dimensión de la trascendencia de su trabajo.

En todo esto pensaba al despedir a Fabio Valverde, modelo de gerente.

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *