Un día de estos

Publicado en La Nación el 16 marzo, 2009
Categoría: Artículos
Etiquetas: , , , , , , , , ,

Nos resulta fácil vivir con la ilusión de que algo que no hemos hecho y queremos hacer, lo vamos a hacer un día de estos. Un día de estos vamos a ir a conocer un sitio turístico del que nos han hablado, o vamos a ir a pasar una hora con aquel amigo a quien no vemos hace tiempo, o vamos a explorar esa alianza de negocios que nos parece promisoria.

La consecuencia lógica de sentirnos cómodos con la ilusión de que un día de estosharemos tal o cual cosa, es que nunca la haremos. Pospuesto como lo hemos venido posponiendo, un día de estos nunca llegará. Y entonces un antídoto para esta ilusión consiste en saber dar un golpe de realismo y cuando nos preguntemos internamente cuándo haremos tal o cual, respondernos lo que lógicamente podemos demostrar que es la verdad: nunca.Nuestras agendas están llenas de asuntos pendientes y esos asuntos están envueltos en una niebla optimista que nos hace vivir tranquilos pensando que un día los vamos a ejecutar. Si con realismo dijéramos que tal asunto no lo vamos a ejecutar nunca, tal vez el sacudónnos pondría alerta sobre el perjuicio o el desaprovechamiento de oportunidades que implica no ejecutarlo. Entonces, ya sin la niebla optimista, nos veríamos obligados a programarlo, esta vez ya en serio.

Hay acciones puntuales: con una acción se realiza el proyecto. Hoy por la noche podemos ver una película que hemos querido ver. Pero otras acciones no son puntuales: requieren de una cadena de acciones. Si queremos plantar un rosal, tenemos que escoger el sitio, prepararlo, escoger la rosa, comprarla, sembrarla. Todos esos proyectos que requieren cadenas de acciones,no los vamos a ejecutar nunca, a no ser que programemos para mañana sin falta, la acción inicial. Hasta que no hagamos eso, la ejecución final se queda para nunca. Empezar, aunque solo sea averiguando dónde venden rosales, es como “pagar el enganche”: nos compromete y nos pone en marcha.

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *