Sistemas políticos inteligentes

Publicado en La Nación el 6 octubre, 2008
Categoría: Política
Etiquetas: , ,

A lo lejos, llama la atención la celeridad con la cual las fuerzas políticas estadounidenses han salido al paso de la crisis financiera. En dos semanas cumplieron tres tareas muy importantes. Primero, el ejecutivo formuló un plan de acción. Costoso. Con impactos desagradables para todos los habitantes. Un plan que tiene la magnitud que tiene la crisis. Que toma en cuenta no solo la situación presente sino también las consecuencias futuras de no hacer nada o de hacer algo que no sea congruente en naturaleza y profundidad.

La segunda tarea muy importante ocurrió en el Congreso, donde un conglomerado de congresistas de los dos partidos, rechazó la propuesta porque les parecía que podría ser mejorada, particularmente en cuanto a incluir como beneficiarios directos no solo a las grandes corporaciones financieras sino también al habitante común, al consumidor y al deudor de hipotecas. Y en cuanto a que los grandes responsables de la crisis no pudieran salir de ella muy orondos con sus paquetes de prestaciones dejando atrás ese incendio. Llama la atención, cómo ni los congresistas del partido de gobierno se sintieron todos obligados a apoyar el plan, ni los de oposición fueron unánimes en oponerse, lo cual podría interpretarse como independencia partidista y como orientación del voto por el bien común.

Una tercera tarea fue la de rediseñar el plan mediante intensas negociaciones y finalmente aprobarlo. Los órganos legislativos en todos los países maduros, son órganos de negociación. Negociación es poner en la mesa los objetivos y ver de qué manera los de un lado contribuyen a que los otros logren los suyos, sin menoscabo de los nuestros. Negociar no es “partamos la diferencia”. Ni es tampoco “votame esto y yo te voto aquello”. Negociar es construir juntos, a pesar e nuestras diferencias ideológicas.

Decía un amigo, que el sistema político estadounidense es inteligente, independientemente de los actores transitorios que operen en él. Me parece que las últimas dos semanas han sido una buena muestra de ello.

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *