Así es la cosa

Publicado en La Nación el 28 julio, 2008
Categoría: Artículos
Etiquetas: , ,

La realidad es un “combo”. No se puede descomponer en piezas. Si se acepta la vida no se puede no aceptar la enfermedad, el cansancio, la muerte. Si aceptamos la maravilla de poder con nuestra acción influir, modificar, crear, hemos de aceptar también la incertidumbre y el riesgo ¿En qué consiste ese aceptar el cansancio, la enfermedad, la muerte, la incertidumbre, el riesgo? No se trata de aplaudirlos, ni de resignarse. Simplemente de dejar de dar coces contra su presencia, de dejar de hacernos los sorprendidos cuando aparecen, de dejar de esperar en vano que la realidad se comporte de otra manera.

Cuando nos sorprendemos, nos amargamos o nos inhibimos, porque nuestras acciones no logran el fruto esperado, estamos procediendo de manera inmadura. El mal resultado debería ser esperable, como el buen resultado. Claro que con nuestro esmero, previsión y diligencia, compramos más números de esa lotería para que las cosas salgan bien, que para que salgan mal.

Un deportista, un empresario, una persona común, pueden ser exitosos no porque aciertan en todas las ocasiones, sino porque aciertan en más de la mitad de ellas. Que esa noción nos sirva para no sentir amargura cuando algo nos sale mal. Y que nos sirva también para abrirnos hacia la experimentación y la exploración: si la siguiente decisión, el siguiente proyecto, solo es uno más de muchos eventos, cumplida la etapa de análisis y de preparación, hay que resolver o accionar con fluidez, sin temor, como el ejecutante que toca su instrumento con alegría a pesar de que sabe que podría fallar en una nota.

Queremos ganar siempre. Pero la sensatez nos dice que a veces perderemos. Así es la realidad. Y la aceptamos. Pero el reto es ir más allá. El reto es disfrutarla. Y aumentar el número de intentos. Creo que eso es lo que hacen los deportistas, los gerentes experimentados y las personas que recorren el camino laboriosas y sonrientes.

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.