Presas de vehículos y de problemas

Publicado en La Nación el 21 abril, 2008
Categoría: Política
Etiquetas: , , , , , ,

Asusta ver cómo cada día toma más tiempo recorrer la misma distancia. Ante éste y otros problemas que no se pueden acometer individualmente por ser comunitarios, sentimos impotencia. Y frustración,porque el estado, llamado a resolverlos, es ineficaz.Mas no desesperemos. Soñemos.

Sueño con que con cada elección de diputados, se pida a todos los votantes que jerarquicen los problemas nacionales. Con el estado actual de las técnicas de investigación y de proceso de datos, esto es viable. Esa jerarquización sería parcialmente vinculante. Por ejemplo, en dos años, deberían haberse tomado medidas eficaces para resolverla mitad de los problemas que salieron rankeados entre los 6 primeros.

La dificultad para tomar medidas eficaces no está en su concepción. Para todos los problemas nacionales existen o ideas o planes sobre cómo enfrentarlos. El gran obstáculo está en lograr que los diputados se pongan de acuerdo. Esto se puede deber a la falta de destrezas para aplicar técnicas que conduzcan a acuerdos. O peor, al hábito destructivo de no dejar progresar ideas que no pertenezcan a “nuestro partido”. El ejecutivo, por su forma de integración, siempre tiene acuerdo interno, o el presidente cambia al ministro disidente, y sigue avanzando.

Sigo soñando. Se introduce la reelección de diputados y la renovación de la mitad de la asamblea cada 2 años. Y se hace un informe bianual sobre el desempeño de la Asamblea con respecto a los asuntos de alta prioridad. Con este informe los votantes deciden a quiénes reeligen, y a quiénes sustituyen.

Hace 40 años las empresas nacionales se conducían de una manera mucho menos eficaz que como se conducen hoy. Cambiaron los métodos, cambió el perfil de su capital humano. Y cambió dramáticamente el desempeño. Las reglas de juego sobrecomo opera la asamblea legislativa, no han cambiado en muchos años. Tal vez por eso padecemos una tal presa de problemas sin resolver.

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *