Más conectividad

Publicado en La Nación el 31 marzo, 2008
Categoría: Artículos
Etiquetas: ,

Un reloj de pulsera tiene vocación individual. Da la hora a una persona.Otros, como los teléfonos, tienen vocación comunitaria. Sirven para intercomunicar a muchos. Ser en una comunidad, el único propietario de un reloj de pulsera, tiene sentido. Serlo de un teléfono, es poseer un aparato totalmente inservible. El reloj opera como individuo. El teléfono solo tiene sentido como parte de una red.

Con el conocimiento ocurre lo mismo. Ser el único que tiene conocimientos de un cierto nivel en una comunidad, debe ser muy aburrido y muy ineficiente. El conocimiento crece en el intercambio. Se alimenta de la interdisciplinaridad. Se ejercita en los cuestionamientos. Se deleita con los avances de otros. Creo que el espíritu original de la academiaestá en ser un espacio, un modo, un climapara generar y compartir conocimiento.

¿Y los negocios? Aunque vivimos desvelados por crear ventajas competitivas, esto es, por salirle adelante a los competidores, un mundo de pocos monopolistas sería ineficiente, poco innovador y sin duda muy aburrido. Hoy las empresas aprenden, emulan, a otras no solo de su ramo sino de ramos diversos.

Alguien puede vivir apegado a valores: veracidad, responsabilidad, respeto al otro, por ejemplo. Si es el único de la comunidad que tal cosa practica, su buena voluntad queda sin frutos. En tanto que si esos valores encuentran resonancia en muchos, juntos crean un entorno éticamente admirable, vivible.

Si una persona ve defectos en la manera de vivir de un pueblo y lo denuncia, eso es saludable. Pero si todos actuamos como profetas apocalípticos cuidado si no terminamos haciendo que nuestras profecías se cumplan.

El ICE nos ha creado una red telefónica. Nos queda por construir otras buenas redes para compartir conocimientos, valores, optimismo, cortesía, amor.La ventaja es que no partimos de cero. En nuestro entorno cercano podemos señalar quienes han venido emitiendo desde tiempo atrás. Solo se necesita más conectividad.

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *