Especies nativas en La Sabana

Publicado en La Nación el 4 febrero, 2008
Categoría: Política
Etiquetas: , , , ,

Cuando sembramos rabanitos, hay que esperar poco tiempo para ver el resultado. Cuando sembramos bosques sí que hay que esperar. Los países y las empresasprogresan cuandotoman decisiones que se parecen más a la siembra de bosques que a la siembra de rabanitos.

Ahora tendremos en La Sabana, un recordatorio de la importancia de la previsión, de la interpretación de cómo será el futuro. Dicen los técnicos que si queremos que en once años haya más biodiversidad en el sitio, esto es, más especies vegetales y animales, hay que sustituir los actuales árboles por otros que la propicien.

La previsión que conduce a la acción, resuelve hoy los problemas de mañana. ¡Qué haríamos hoy en San José, sin el tramo existente de carretera de circunvalación! ¡Qué haremos en diez años si no se cuenta con otra pista de circunvalación de mayor radio!

Hoy carecemos de suficientes personas que manejen adecuadamente el idioma inglés. Hace muchos años se viene hablando de la importancia de equiparnos como país en ese sentido. Puesto que no se tomaron acciones eficaces en su momento, hoy tendremos que anotar esa circunstancia en nuestra lista de debilidades como país.

Le venimos dando vuelta al tema de la educación. Si no hacemos algo eficaz hoy, dentro de veinte años veremos impotentes pasar las oportunidades que requieran destrezas intelectuales, conocimientos científicos, habilidades de acción.

En el corto plazo, tal vez convenga a un grupo político, frenar la acción de otro. Es una forma de competir. De no dejar que el otro acumule éxitos. ¿Pero qué le ocurre al país mientras nos entretenemos en estos pulsos de corto plazo? Las fracciones políticas podrían concordar en resoluciones de alto calado y sustraerlas del toma y daca de los pulsos de corto plazo. Eso es establecerpolíticas de estado.

Que La Sabana sea un mensaje de que en materia de educación, transporte público, energía, salud y sistema político, hay que empezar hoy para ver los frutos en once años.

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *