No somos los mismos

Publicado en La Nación el 7 enero, 2008
Categoría: Cambio
Etiquetas: , , ,

En este país, ya no somos como éramos. Veamos algunas tendencias de cambio significativas.Nuestra manera de sentirnos vinculados a la comunidad ha cambiado, según hemos pasado del pueblo al barrio y al residencial.

Hemos aceptado que no es necesario el patio, ni vivir en el primer piso, ni la casa en un lote individual. Fuimos adolescentes pueblerinos. Hoy nuestro adolescente es global. La familia es nuclear y pequeña. Nuestro joven adulto menos machista.

Vemos una difusión del aprendizaje horizontal. Los mayores de hoy, aprendimos de otros que sabían y nos enseñaban en una relación vertical: padres, maestros, curas. Hoy los muchachos aprenden unos de otros. A ningún joven se le ocurriría matricularse en un curso de Excel o de operación del teléfono celular. Los mayores venimos del tiempo en que la gente se matriculaba en cursos para aprender mecanografía. La afiliación de por vida a ideologías políticas y credos religiosos, se ha cuarteado. Desaparecieron el gamonal y el patrón.

Opera una migración desdela educación formal hacia la informal, hacia el entrenamiento. ¿Se estarán devaluando los títulos académicos?Una persona con licencias para operar redes informáticas, podría tener un ingreso y una consideración social semejantes a las que tiene un ingeniero electrónico.

En el pasado entendimos que sin esfuerzo no había progreso. Hoy parece que lo del esfuerzo está un poco devaluado. Más bien se buscan atajos, como hacen algunos muchachos que se enrolan en algunos programas universitarios y rehuyen otros, con base en el criterio de cuánto es el esfuerzo requerido.

El ideal de tener un empleo en una empresa para toda la vida, se abandonó por una serie de saltos laterales hacia arriba, especialmente en ciertas clases de actividad. Somos más consumistas. Más sofisticados. Tenemos una clase profesional robusta. Una clase gerencial de primer mundo.

El cambio es inevitable. Cambiar lo que no debe ser cambiado,es lamentable.

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *