Ser cumplido

Publicado en La Nación el 26 noviembre, 2007
Categoría: Artículos
Etiquetas: , ,

Antes, cuando no se necesitaba el curriculo para obtener un empleo, se descansaba más en las recomendaciones. Y las recomendaciones no decían si la persona tenía iniciativa, si era buena para trabajar en equipo o si tenía buena intuición estratégica. Bastaba, en cuanto a lo moral, con decir que el candidato era honrado, y en cuanto a lo de la eficiencia, con decir que “fulanito es muy cumplido”.

Puestos a indagar en qué significa ser cumplido, el diccionario nos ayuda: lleno, acabado, perfecto, cabal en sus relaciones con los demás. Y es que cumplir es ejecutar, llevar a efecto, hacer aquello a lo que se está obligado.

Ahora a esos rasgo de las personas se los conoce con muchos nombres: eficiencia, iniciativa, excelencia, buena disposición, diligencia, los cuales no se refieren a conocimientos que se tienen, ni a destrezas o capacidades para hacer, sino a hábitos, o sea a rutinas del comportamiento.

Una rutina del comportamiento, un hábito, es una forma automática de accionar. Así como el bombero no se despereza cuando suena la alarma a medianoche, quienes tienen el hábito de la diligencia, de hacer las cosas, de no dejarlas para luego, de no dejarse obstaculizar por las circunstancias, no tienen que razonar si conviene o no conviene hacerlo de esa manera, sino que responden de esa manera siempre.

Los hábitos se forman a partir de la repetición de las acciones. Se adquiere el hábito de responder inmediatamente a la necesidad de actuar. Los hábitos son transferibles. Levantarse en cuanto suena la alarma, se puede transferir a prestarle atención a los asuntos profesionales, sin dejarlos coger polvo en la mesa de trabajo. De ahí la importancia de formar hábitos en la infancia temprana, mediante las actividades escolares, familiares, deportivas y religiosas.

En las empresas, en las comunidades, hay una cierta inflación de currícula, pero siempre están en gran demanda los buenos hábitos de trabajo y las personas cumplidas.

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *