La impronta

Publicado en La Nación el 12 noviembre, 2007
Categoría: Artículos
Etiquetas: , , , , , , , ,

Trabajar en determinada empresa que tenga una cultura muy clara y muy fuerte deja una improntaen sus colaboradores. Es la marca o huella que en el orden moral, deja una cosa en otra. El colaborador entrega a la empresa horas de trabajo. A cambio de eso recibe una remuneración y una formación, que lo lleva a hacer las cosas de una cierta manera.

Las buenas universidades, y los buenoscolegios, dejan en sus estudiantes una marca. Cualquier centro de enseñanza puede comprometerse a dejar en sus graduados unos conocimientos. Algunos no dejan ni eso. Pero los excelentes, dejan además unas destrezas, unas actitudes, unos hábitos, que hacen la diferencia entre un buen profesional y uno medianito.

En la Unión Europea, por ejemplo, las carreras de ingeniería civil tienen como metas, entre otras que se refieren a conocimientos,que el graduadosea capaz de contribuir al desarrollo tecnológico, que tenga destreza para evaluar el impacto social y ambiental de su trabajo, capacidad para liderar personas, capacidad para proponer soluciones que contribuyan al desarrollo sostenible, destreza para prevenir accidentes y riesgos, capacidad para participar en grupos multidisciplinarios. Todo lo cual, va más allá de la física, de las ecuaciones diferenciales y del análisis de estructuras.

¿Cómo se imprime la impronta? No se puede esperar que eso ocurra dentro de algunas asignaturas dadas. En una escuela de negocios no existe una asignatura que se llame Formación del Carácter y sin embargo, a decir de Drucker, el carácter es la piedra angular del liderazgo. El gerente o empresario que es prudente, recio, sobrio, diligente, respetuoso, laborioso, lleva ventaja sobre sus colegas que no lo son.

Lo que nos queda de los estudios superiores, después de que han pasado de moda los libros en los que estudiamos, se debe al ambiente académico de indagación, de dedicación, de exigencia, de seriedad profesional, de respeto a las personas y a la ética, lo cual, deja una impronta permanente.

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *