Aceptación del reto

Publicado en La Nación el 11 septiembre, 2006
Categoría: Artículos
Etiquetas: , , , ,

Narra el Éxodo que Moisés, recibió encargo de Yavé de conducir la liberación de su pueblo. Pero hay detalles como para entender que Moisés quiso declinar el encargo. Se puso difícil. ¿Quién soy yo para desempeñar ese encargo? ¡No me van a creer, no me van a escuchar! ¡Yo no soy hombre de palabra fácil…soy torpe de boca y se me traba la lengua! ¡Manda tu mensaje por mano del que debas enviar!, con lo cual casi le decía a Dios que mejor enviara a su hermano Arón.

Este es un encuentro de una circunstancia con una persona. Moisés se ve a sí mismo y se encuentra incapaz de cumplir el encargo de Yavé. Posiblemente trata de imaginar todo lo que tendrá que hacer para tener éxito, sin darse cuenta de que –ayuda de Dios aparte- no tendrá que realizar toda su obra en un instante. Que en cada paso será necesario que despliegue un tanto limitado de energía y buen juicio y que los resultados de ese paso lo capacitarán para dar el próximo. La acción humana es dinámica. Si un proyecto requiere cien pasos, el primero posibilita el segundo y el segundo el tercero. Imaginar los cien pasos antes de empezar a andar, paraliza a cualquiera.

También paraliza la fantasía de que se pudiera recibir un injerto de destrezas del otro: situviera la inteligencia del vecino, el buen juicio de la prima o la energía del compañero, claro que sería capaz de tener éxito, pero como carece de esos elementos, no intenta nada desafiante. La persona de acción es realista. No envidia los rasgos excelentes que percibe en los demás. Sabe que en rigor, la única envidia que puede resultar eficaz es la envidia de sí mismo y de sus circunstancias, porque en este trozo de existencia, nadie puede sustituirla. Ni sus retos pueden ser acometidos con otros recursos que los que entonces tiene disponibles.

El encargo, el reto, la adversidad una vez presente, deben ser bienvenidos porque constituyen una oportunidad paradar sentido a la existencia y porquesin ellos, las potencialidades de cada uno se quedarían sin actualizar.

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *