Ideas de ruptura

Publicado en La Nación el 28 agosto, 2006
Categoría: Educación
Etiquetas: , , , , , ,

Un amigo llamaba “ideas de ruptura” a las que tienen gran contenido innovador, para diferenciarla de las otras a las cuales podríamos llamar “más de lo mismo”. Le escuché a la Ministra de Salud una, que cultivada debidamente, podría hacer una “ruptura” en la forma como se han venido haciendo las cosas en su ramo.

Dice la doctoraÁvila que en sus planes está que las personas se responsabilicen de conservar la salud y no que esperen simplemente que el sistema se las restablezca si la pierden. A eso le podríamos llamar autogestión de la salud y tiene que ver con las formas proactivas de mantenerse saludable, de reducir vulnerabilidades, de evitar riesgos,más que con la visión negativa de que la salud se pierde sin que tengamos control sobre ello y que entonces hay que recurrir al servicio médico para restaurarla.

La salud pasó, gracias al boom delas drogas milagrosas, por una etapa en la cual existía la confianza en que no era tan necesario cuidarla porque de todas maneras su restauración era totalmente segura y poco costosa en cuanto a secuelas, desembolsos y tiempo requerido. Eran los tiempos en que se consideraba la salud casi como un bien libre, como el agua potable, entonces, que era gratuita.Creo que hoy no somos tan optimistas y estamos conscientes de que ninguna dolencia ataca al organismo sin pasarle una seria factura fisiológica y que de muchas dolencias no nos recuperamos totalmente.De una cierta manera, consideramos a la salud como un bien escaso que conviene cuidar, administrar e invertir en su mantenimiento y profundización.

Imaginemos lo que podría ocurrir si la autogestión se aplicara también en la educación y entonces en vez de embutirle conocimientos a los estudiantes, los entusiasmáramos para que se hicieran cargo de su aprendizaje. O si la seguridad en las carreteras fuera un asunto de cada uno y no de la policía de tránsito. Le estaríamos devolviendo a la responsabilidad personal su papel protagónico.

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.