Naufragó el plan fiscal

Publicado en La Nación el 27 marzo, 2006
Categoría: Artículos
Etiquetas: , , , , ,

Algunos dirán: nos salvamos!. Pero el nuevo gobierno necesita recursos para desarrollar acciones, esperemos que de alta contribución al crecimiento económico y social. Por tanto, hace bien el Presidente Electo en decir que pondrá en funcionamiento medidas de contingencia, las cuales con seguridad tendrán más cara de remiendo que de plan armónico. Me gustaría entonces que dijera que con todas las ideas que se han expuesto a lo largo de los cuatro años, va a formular una nueva propuesta a la Asamblea. Una muy simple de administrar. Para que no sea una caja de sorpresas donde los que pueden, encuentren refugios para no tributar. La señora que va a la pulpería a comprar tortillas, no “puede” más que pagar el impuesto que esa transacción implica. Peroel pulpero sí puede “jinetear” el impuesto de ventas y eso es injusto.

El plan debe tender a una mayor equidad, lo cual no quiere decir que nos haga a todos igualiticos. Sinoque como en cualquier sociedad madura, el que más puede, pague más que el que menos.El plan fiscal a la vez que recauda recursos para el Gobierno, debe ir contribuyendo a la equidad.

Los impuestos no deben espantar a las empresas. De ellas dependen los puestos de trabajo y la remuneración de quienes no somos empresarios.

Escuece a la gente saber que se van a poner más impuestos cuando como se ha dicho, si se recaudaran mejor los establecidos, se podrían poner tasas menores. Es ofensivo que quienes pagan los impuestos –por sensibilidad cívica o porque no hay quite- sientan que si todos pagáramos lo que debemos, las tasas serían menores.

Hace dos meses vimos votar a muchos, porque sintieron que es una obligación de los ciudadanos con la nación. También es una obligación de la misma naturaleza la de pagar impuestos. Un nuevo plan fiscal, debería tener como uno de sus objetivos, que en su diseño y en sus consecuencias, los habitantes se vayan sensibilizando sobre el hecho de que el cumplimiento de las obligaciones tributarias es saludable para la sostenibilidad de la nación.

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *