Individualismo y equipos

Publicado en La Nación el 10 octubre, 2005
Categoría: Artículos
Etiquetas: , , ,

¿Cómo se resuelve la contradicción, según la cual los costarricenses,tradicionalmente muy individualistas se ven obligados en las empresas a trabajar en equipo? Primero, cuestiono la cuestión. Podría ser que ahora fuéramos menos individualistas que en el pasado.Pero si eso no la resuelve, veamos estos argumentos. Podemos tener una inclinación espontánea al individualismo pero la forma de organizar el trabajo no responde solo a ella.

En la empresa, las inclinaciones naturales deben adaptarse a los requerimientos de la tecnología. Si llenamos y cerramos envases en una línea industrial, eso no hace necesario el trabajo en equipo. Pero si formamos parte de una cuadrilla cosechadora de banano, aunque nunca hayamos oído hablar del tema, tenemos que trabajar en equipo. En una universidad tradicional, los profesores pueden trabajar en solitario, a la hora de diseñar sus programas porque los vacíos y las redundancias no son mirados como fallas serias, aunque lo son.En una universidad virtual, el diseño de los programas tiene que ser hecho en equipo. Así lo requiere la tecnología de educación a distancia.

En las empresas de conocimiento, donde la materia prima consiste enideas y el proceso consiste en pensar, el trabajo en equipo es indispensable. Uno de los métodos de producción es el dialéctico, según el cual estamos continuamente planteando ideas, contradiciéndolasy luego integrando ambos elementos en una síntesis. O mejor aún, en un proceso de “sumar” ideas, o sea ,bienvenida esa idea, pero déjame ver cómo la puedo mejorar.Esto lo puede hacer cada persona en su interior, pero resulta más fecundo cuando se lo hace en un intercambio entre varios.

Creo que la otra explicación para resolver la paradoja individualismo-equipos, está en la competencia. Si nuestra empresa o nuestro colegio o nuestro partido estuvieran solos en el mundo, podríamos vivir en el autismo de Juan Palomo: yo me la guiso, yo me la como. Pero como haycompetidores,ello obliga a una búsqueda permanente de mejoramiento. Y puesto que para ciertas tareas el trabajo en equipo es claramente más eficaz que el individualismo, el costarricense no tiene más remedio que reblandecer su actitud tradicional.

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *