Lenguaje de la empresa

Publicado en La Nación el 22 agosto, 2005
Categoría: Artículos
Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

Velocidad, aceleración, expansión, apalancamientos, frenaje,son términos de la física que con frecuencia se escuchan en las empresas. También se escuchan términos procedentes de la milicia: estrategia, tácticas, ataques, guerra relámpago, treguas. O se escuchan términos procedentes de la biología: nacimiento, madurez, crecimiento, evolución, revitalización.O como en la química, se habla de reacciones, catalizadores, estabilidad. También escuchamos hablar de federalismo, descentralizaciones, alianzas, pactos, como en la ciencia política.

Pero hay algunos términos que usamos con frecuencia en nuestra vida cotidiana y que están vedados en la empresa. Que tienen mucho significado, pero que son reprimidos o utilizados con gran cautela . Tomemos por ejemplo la palabra “miedo”. Muy pocas veces escuchamos a un ejecutivo hablar del temor que tiene de que su plan no rinda los frutos esperados. Hablará entonces de los imponderables que siempre pueden afectar a una acción, o de la necesidad de contar con un plan B, o de que tiene los dedos cruzados para que todo salga bien. Pero no dirá que tiene miedo. Como si se supusiera que en la empresa tenemos que tener un comportamiento robótico y no un comportamiento humano.

No se habla de inseguridad, a pesar de que en los procesos de cambio, la resistencia de los que se oponen, es más un síntoma de la inseguridad ante la nueva situación,que una muestra de su ignorancia sobre las ventajas del cambio. El desaliento y la frustración son reacciones humanas naturales. En cambio hablamos de desmotivación y esperamos que un buen discurso aleje la postración del ánimo .

Hablamos poco de ilusión. Se puede ir haciendo las cosas, marcando el paso, o se puede poner ilusión en el trabajo. La ilusión conduce a que se rebose la medida. A dar más de lo esperado. A levantar la vista desde el trabajo propio y tratar de apoyar el trabajo del compañero. A sonreír cuando se mira el camino recorrido con esfuerzo.

En vez de decir que se está poniendo pasión en un asunto, se dirá que el grupo está muy motivado, que el jefe está totalmente comprometido con lo que se está haciendo, que hay una excelente integración del equipo.Como si decir que hay pasión para desarrollar un determinado proyecto fuera humanizar demasiado a quienes lo están llevando a cabo. Un solista puede tocar de acuerdo a la partitura, pero solo cuando pone pasión en su ejecución hace un impacto extraordinario en los oyentes. La motivación es necesaria para lograr ciertas metas, pero la pasión es indispensable para el logro de las que son extraordinarias.

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *