Decisiones complejas

Publicado en La Nación el 1 agosto, 2005
Categoría: Política
Etiquetas: , , , ,

En un asunto muy complejo, como el TLC, el expediente de nombrar una junta de notables no es desdeñable. Si se lograra arrojar más luz sobre esa complejidad, se habría dado un paso en la vía de la construcción de un acuerdo. De los notables no esperaríamos un juicio técnico, como no se espera de los jurados en el proceso penal anglosajón, que fundamenten una sentencia. Se espera que como seres humanos comunes, viertan una conclusión, tarea que no pueden acometer de cualquier manera. Creo que no pueden,por ejemplo, enredarse en la consideración de objetivos que son imposibles (¿Será posible volver a la Costa Rica de 1950?) o de una probabilidad muy baja (¿Será posible que Costa Rica siga una estrategia individual en un mundo interconectado?) o contrarios a las tendencias visibles (¿Será posible desarrollar a un país al margen de la ciencia y la tecnología?). Deberán hacer algo muy difícil y es entender que con TLC o sin él, hay un cambio en marcha y que no podemos retener el presente.

Tampoco es un buen procedimiento hacer una lista de consecuencias posibles del TLC y aritméticamente decidir que las positivas superan o no a las negativas. Pienso que ni es posible hacer una lista de consecuencias sin empezar a darse cuenta de que muchas de ellasestán interconectadas. Que existen consecuencias positivas amarradas a consecuencias negativas y viceversa. Cuando nos extraemos un diente, padecemos con la extracción, desaparece el dolor pero nos quedamos sin la pieza.

No hay mente humana que pueda hacer ese balance. Lo que sí podrán hacer es jerarquizar el impacto de las consecuencias y hacer una síntesis. Una síntesis no es un resumen. Dice el Nobel Herberth Simon que los ajedrecistas ven el tablero completo y no una pieza o un movimiento en particular. Cuando tomamos decisiones tan importantes como elegir profesión, pareja, lugar de residencia, hay muchísimos elementos que debemos considerar, pero al final tomamos la decisión haciendo una síntesis. Así , los notables podrían llegar a un sí o un no, respondiendo desde sus conocimientos, su experiencia y su intuición,a la pregunta ¿Vemos a Costa Rica en unos cinco años mejor con TLC que sin TLC?. A esto podrían añadir el señalamiento de las consecuencias negativas de mayor impacto, las cuales luego deberán ser atendidas por los técnicos, no para eliminarlas sino para desarrollar estrategias compensatorias que disminuyan su nocividad.

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *