El banco de fortalezas

Publicado en La Nación el 13 junio, 2005
Categoría: Desarrollo
Etiquetas: , , ,

Va quedando claro que la riqueza de las naciones ya no se origina tanto en recursos naturales, como en el capital humano. Capital, para los economistas, no es una bolsa llena de billetes ni una gaveta llena de certificados de depósito. Es más bien, un conjunto de medios con los cuales se pueden producir bienes y servicios.El capital humano son los elementos humanos que sirven para producir bienes y servicios. Si alguien sabe hacer pan, esa destreza es capital humano. Lo mismo que si alguien sabe ayudar a otros aencontrar puntos de acuerdo. O si recuerda cuales fueron las razones por las cuales un proyecto salio mal.

Vi una idea por ahí. Se trata del Banco de Fortalezas o como seria mejor llamarlo, el Banco de Talentos. Es un inventario de los conocimientos, destrezas y actitudes del personal de una empresa, que sirven de manera directa o indirecta para producir. La idea tiene varias posibilidades. En primer lugar, cuando los encargos de tareas extraordinarias se hacen en las empresas con base en las fortalezas o talentos, aumentala probabilidad de que tengan éxito quienes son encargados de ellas. Eso abre un círculo virtuoso: porque alguien tiene talento le encargamos algo. Como tiene talento obtendrá buenos resultados, entoncesaprenderá cosas y robustecerá su autoestima. Y eso redunda en más desarrollo de sus talentos. O cuando se va a promover a alguien, se lo promoverá por razones especificas y no porque tenga tales o cuales estudios.O para salir a reclutar personas buscando rasgos concretos que le hacen falta a la empresa y no simplemente para llenar tal o cual plaza. Los programas de capacitación se convertirían en programas de desarrollo de fortalezas y no en inyecciones de conocimientos.

Para hacercosas no rutinarias, para intentar lograr resultados extraordinarios, para hacer lo que nunca ha hecho la empresa, es necesario echar mano de métodos nuevos. Y en unmundo intensamente competitivo como el actual, lo rutinario no nos llevara muy adelante. Es necesario salirse del camino conocido y transitar por territorios no explorados. Para eso podría servirnos el Banco de Talentos. Los nuevos tiempos exigen a las personas, a las empresas, a las instituciones educativas crear y robustecer ventajas competitivas. La tarea ha de empezar por descubrir las fortalezas o talentos y encontrarles una utilidad, un sentido.

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.