Esperando el futuro

Publicado en La Nación el 14 febrero, 2005
Categoría: Aprendizaje
Etiquetas: , , , , ,

El libro “Mientras el futuro nos alcanza” del Dr. Juan Enríquez – y suponemos que la conferencia que dará el próximo jueves-son convocatorias urgentes a revisar la forma como nos aprestamos a enfrentar el futuro. Un futuro en el cual la riqueza de las naciones no provendrá de tierras o yacimientos sino de la incorporación que se haga de conocimientos científicos y tecnológicos a los productos, ya seanbananos, servicios médicos, microprocesadores o servicios turísticos.

Sería muy difícil que el país lograra crear un ejército científico en unos pocos años, pero sí podríamos plantearnos el reto de crearuna cuantasguerrillas científicas. Las universidades podrían incluir en sus programas de estudio, cualquiera sea la carrera, cursos de sólida alfabetización científica. La ganancia para los estudiantes consistiría enque cuando el futuro los alcance, podrían con mayor facilidad reciclarse o incursionar en nuevos campos, si tienen claro el abc de la ciencia. No es posible en este momento dar un salto hacia la genómica, pero sí se pueden ir desplegando antenas, abriendo ventanas que permitan mirar lo que está ocurriendo en los campos de vanguardia. Esas antenas y esas ventanas, implican la adquisición de conocimientos científicos básicos. Bien pudiera ser que para que tal empresa tuviera éxito, hubiera que efectuar cambios radicales en la forma como vienen operando las universidades. Por ejemplo, si algunas no tienen los recursos docentes requeridos, se podría pensar en alianzas que operaran programas transversales en los cuales una facultad interuniversitaria, condujera procesos de enseñanza aprendizaje para todas las universidades participantes.

En las empresas, muchas personasno son científicas ni se demandará de ellas tales conocimientos. Muchas empresas, no se verán tan implicadas en la adición de conocimiento a sus productos. Pero sin duda todas serán afectadas por el cambio de entorno que el Dr. Enríquez describe con abundantes datos y bibliografía.Por eso, toda empresa, grande o pequeña debe abrirse al máximo hacia la ciencia y a la tecnología. Esto podría empezar por activar la función de investigación y desarrollo, lo cual en unas empresas podría demandar importantes cambios presupuestarios y organizacionales. En otras, podría consistir simplemente en que cada ejecutivo abrierauna carpetaen la cual se iría recogiendo información, direcciones,noticias sobre lo que está ocurriendo en el ramo en aspectos tecnológicos y científicos.

Todo viaje, todo contacto con clientes y proveedores, debería incluir unas cuantas preguntas que movieran la frontera científico tecnológica de la empresa un poco hacia adelante. Sobretodo deberíamos tener muy claro que todo lo imaginable es posible y no en el futuro lejano, sino muy pronto, dado el acortamiento de los plazos entre invenciones y aplicaciones que ha venido siendo característico en los últimos años.

Desde luego, está claro que los países en vías de desarrollo se enfrentan a una tarea de nunca acabar en la formación de científicos y tecnólogos, puesto que la fuga de cerebros está presta a reducir el inventario de científicos a mayor velocidad que aquélla a la cual se los produce. Pero quizá sea posible atenuar ese flujo mediante políticas nacionales y sobre todo con alianzas con países emergentes de alto potencial, como China o Brasil, o con los vecinos centroamericanos.

Los gobiernos, las empresas, las personas deben sensibilizarse sobre la inminencia y sobre las consecuencias de la dinámica científico tecnológica que está cambiando el mundo. Un buen inicio consistirá en fomentar una actitud de valoración por el método científico, en las escuelas y en los hogares. No es cosa vana lo que la ciencia y la tecnología han logrado. No nos han dado la felicidad ni el sentido de la vida, pero nunca nos prometieron eso y quienes lo esperaron se equivocaron. En cambio, lo que podían haber producido, lo han producido con creces.

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *