Sostenibilidad

Publicado en La Nación el 14 junio, 2004
Categoría: Artículos
Etiquetas: , ,

Tal vez el tema lo inauguraronlas publicaciones del llamado Club de Roma, un grupo de economistas que hace unos treinta años se preocuparon por lo que llamaban los límites del crecimiento. Antes de eso, solo nos preocupábamos por el desarrollo económico. Era la época en que casi parecía un axioma que había que industrializarse e ir abandonando la agricultura, en contrade las evidenciasde que había regiones como el medio oeste de los Estados Unidos que tenían altos niveles de desarrollo “a pesar” de ser eminentemente agropecuarias.

En 1972 el Club de Roma publicó un libro con una temática novedosa entonces, muy compartida hoy en algunos de sus elementos. Plantearon que el crecimiento económico iba a crear unas presiones sobre ciertos recursos limitados, de manera que no era posible seguir mirando el crecimiento como algo absolutamente bueno, sino que había que empezar a ver cuáles eran sus consecuencias. Hoy en día, conocemos el argumento de lo que pasaría si los habitantes de China llegaran a tener un ingreso semejante al de los países desarrollados y si tuvieran las costumbres de consumo, por ejemplo, de los estadounidenses. Si los chinos llegaran a tener tantos automóviles por millar de habitantes como tienen los estadounidenses, se dice que atizarían el efecto invernadero que algunos piensan resultará catastrófico en un futuro no lejano. O si llegaran a producir tantos desechos no biodegradables como los estadounidenses, no sabría el mundo qué hacer con tanta basura.

Por eso se habla hoy de desarrollo sostenible, término que creo recordar utilizó por primera vez públicamente en Costa Rica el expresidente don José María Figueres. Traduzco aG. Rossi quien a su vez cita a J.P. Bruce “El desarrollo puede considerarse sostenible cuando es compatible con las necesidades de las generaciones futuras no destruyendo o dañando el sistema de sustentación de la vida de nuestro planeta (aire, agua, suelos y sistemas biológicos), manteniendo un flujo continuo de bienes y servicios derivados de los recursos naturales y garantizando que el sistema social asegure una distribución equitativa de los beneficios a nivel familiar, local, nacional e internacional”

El concepto de sostenibilidad es análogo al concepto de estabilidad en física, y éste puede ilustrarse así: un huevo de gallina tiene dos ejes, uno corto y otro largo. Si ponemos en equilibrio un huevo sobre su eje largo, ese equilibrio es inestable. Basta con un soplo para que el huevo pierda esa posición y no la recupere. En cambio si lo colocamos en equilibrio sobre su eje corto, las fuerzas que le apliquemos lo hacen moverse, pero siempre retornará a la posición de equilibrio sobre el eje corto. Equilibrio estable es aquél que si se lo perturba, se recupera por sí mismo. Si un país como Costa Rica decidiera que es preferible tener fincas ganaderas en vez de bosques, si el precio de la carne fuera bueno en el mercado mundial, lograría niveles de ingreso interesantes, pero esa decisión no sería sostenible porque pronto estaríamos cosechando los malos frutos de haber arrasado con los bosques.

Creo que el concepto de sostenibilidad nos enseñó que noes bueno hacer todo lo que es técnicamente factible. Que no todo lo que en un determinado momento parece buen negocio, es bueno nacionalmente. Que de una cierta manera, no estamos viviendo en un planeta que aguante todo lo que queramos hacer, sino que deberíamos empezar a manejarnos con respecto a ciertos recursos y ciertas interrelaciones, como si estuviéramos en una gran tienda decristalería. Que el ser propietarios de los recursos que utilizamos para producir, no nos da derecho a ignorar las consecuencias de su utilización.

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *